Desde 1999, Capacitación, Perfeccionamiento y Actualización Docente en todo Chile Acceso a plataforma online
Computador
Logo Tomi
Nuestro Aporte a la comunidad
Crea, Presenta, Interactúa, Evalúa y Retroalimenta
Clases de forma digital desde tu hogar
Gratis
Jornadas de Reflexión Docente
¡CONOCE NUESTRAS 5 JORNADAS! Ejecútala en tu establecimiento antes del 30 de noviembre y obtendrás descuento 6 y 8 horas de duración
Capacitación, Perfeccionamiento y Actualización Docente 48 programas: Cursos, Talleres y Jornadas presenciales, en 9 áreas de trabajo Ejecutamos nuestros cursos en todo Chile Financiamiento: SEP, PIE, FAEP, SENCE Todos los cursos en Convenio Marco y Registro ATE

Home » Novedades » Coronavirus y docencia: Guía para hacer una exitosa clase online

Coronavirus y docencia: Guía para hacer una exitosa clase online

Apoyar a los/las estudiantes para alcanzar los aprendizajes en un contexto de incertidumbre requiere, por parte de los docentes, creatividad y flexibilidad, sobre todo si se trata de ambientes virtuales u online. El presente documento elaborado a partir de los estudios de diversos académicos y académicas de universidades del país, contiene orientaciones para la docencia online en tiempos de coronavirus. A esta tarea se ven enfrentados hoy en día los y las docentes de todos los niveles educativos debido a la suspensión de clases en el actual brote de covid-19, proceso durante el cual es posible sentir inseguridad y frustración, pues los tiempos de incertidumbre suelen ser desestabilizantes; por eso, una de las recomendaciones es tener la disposición de cambiar las estrategias si alguna no funciona.

Algunas de las orientaciones que se pueden encontrar en este documento se relacionan con focalizarse en que los estudiantes se sientan cómodos y se tenga en mente las metas de aprendizaje del curso. Aunque no podrá ser tal como se tenía planificado en un comienzo, es importante focalizarse en que los y las estudiantes aprendan los aspectos centrales de la asignatura. Para esto se recomiendan acciones como: evaluar el acceso que tienen los/las estudiantes a internet, estimar qué significa transformar un programa de curso presencial a uno online, decidir entre modalidades sincrónicas o asincrónicas, decidir qué opciones de presentaciones en línea se usarán, decidir qué opciones de actividades centradas en los/as estudiantes se utilizarán.

Otros elementos importantes que vale la pena considerar a la hora de planificar qué se hará en las clases online, se relacionan con tener en cuenta que algunos estudiantes pueden manejar muy bien la tecnología mientras que otros saben mucho menos de lo que el docente cree. Aunque sean jóvenes nativos digitales, no es recomendable asumir que todos los/las estudiantes manejan adecuadamente la tecnología necesaria para trabajar en una clase online. También es necesario tener en cuenta que muchos solo tienen acceso a internet desde sus teléfonos, con datos limitados destinados a situaciones de emergencia; no todos tienen acceso a internet de alta velocidad, mucho menos escáner o impresora; en algunos casos hay estudiantes que deben compartir sus computadores con otros miembros de la familia, teniendo tiempos limitados para trabajar. Estas y otras consideraciones esenciales se encuentran abordadas en esta guía de clases online.   

Recomendaciones:

·       Considerar las condiciones en que se encuentran los/las estudiantes.

·       Evaluar el acceso que tienen los/las estudiantes a internet.

·       Estimar qué significa transformar un programa de curso presencial a uno online.

·       Decidir entre modalidades sincrónicas o asincrónicas (o ambas).

·       Decidir qué opciones de presentaciones en línea utilizarás (clases en línea, videos, presentaciones con anotaciones).

·       Decidir qué opciones de actividades centradas en los/as estudiantes utilizarás (presentaciones de estudiantes, revisión entre pares, tutorías).

Antes de planificar la clase online:

·       Es posible que tus estudiantes sepan menos de tecnología de lo que piensas, incluso si son nativos digitales o más jóvenes que tú.

·       Algunos/as de los/las estudiantes pueden tener acceso a internet solo desde sus teléfonos o pueden tener datos limitados, pudiendo priorizar su uso para situaciones de emergencia.

·       Los/las estudiantes no necesariamente cuentan con un computador personal, internet de alta velocidad, una impresora/escáner o una cámara, y no necesariamente tienen recursos para adquirirlas en este momento.

·       Los/las estudiantes pueden estar obligados/as a compartir sus computadores y conexión con otros miembros de la familia, por lo que quizás esto signifique que tengan MENOS tiempo para realizar sus trabajos o tareas.

·       Algunos/as de tus estudiantes se enfermarán o tendrán que cuidar a otras personas cercanas que estén enfermas.

·       Alguno de tus estudiantes puede tener a cargo el cuidado de niños/as (hermanos, hijos, u otros parientes).

·       A veces el aislamiento social puede causar o agudizar problemas de salud mental (ansiedad, depresión u otros) o violencia intrafamiliar.

·       Alguno de tus estudiantes o sus familias pueden ver reducidos sus ingresos o perder sus trabajos en este periodo.

·       Escúchalos cuando pidan ayuda. Pueden estar ansiosos o cansados. Tu clase puede ser muy importante para ellos cuando tienen la posibilidad de focalizarse, pero, en contraste con todas las otras cosas con las que tienen que lidiar, puede no ser una prioridad en este momento. No lo tomes personal.

·       Establece exigencias adecuadas a los recursos tecnológicos y de tiempo con los que cuentan tus estudiantes.

Transformar un programa de curso presencial a uno online:

Antes de revisar tu programa recuerda que NO es un curso online, sino que el traspaso de un curso presencial a uno virtual porque estamos frente a una pandemia. Los cursos virtuales son diferentes y se preparan con tiempo y en una situación muy distinta a la que nos encontramos en estos momentos. Los cursos que se habían preparado online igualmente requieren ajustarse. Los/las docentes debemos tener en cuenta que una pandemia afectará a nuestros estudiantes y se requieren estrategias específicas de acompañamiento.
Revisa tu programa pensando en la forma en que puedes reducir la cantidad de trabajo. Prioriza lo que los/las estudiantes realmente necesitan aprender este semestre. Esto puede ser difícil, pero recuerda que no estamos en circunstancias normales. Si tienes un trabajo final, puedes dividirlo en partes más pequeñas, eliminar trabajos y/o reducir la carga de lectura.

Planifica tu tiempo para incluir comunicación frecuente y constante con los estudiantes.

Si tienes desafíos específicos a tu área o metodología de trabajo, busca o crea comunidades docentes en línea, incluso fuera de tu establecimiento o universidad. Aprovecha esta situación para generar grupos de discusión profesional para pensar juntos cómo abordar desafíos complejos tales como: ¿cómo realizar laboratorios en línea?, ¿Cómo realizar actividades de indagación en línea?, ¿cómo generar actividades grupales o de pares en línea?

No te pongas a leer cientos de artículos sobre mejores prácticas para enseñanza en línea. Estás en una situación intermedia, transitando rápidamente de una clase presencial a una en línea. Es mejor hacer lo que se pueda, pero hacerlo bien. Pensar que puedes manejar en un día o una semana todas las buenas prácticas de enseñanza en línea puede llevarte a una sensación de frustración que no será beneficiosa ni para ti ni para tus estudiantes.

Sepúlveda, Paulina (2020). Coronavirus y docencia: guía para hacer una exitosa clase online. Diario La Tercera, versión digital. Sección Qué Pasa. Categoría Noticia. Chile. Recuperado de latercera.com

Educrea desarrolla sus cursos de capacitación docente en todo Chile. Revisa nuestra oferta de perfeccionamiento en nuestras 9 áreas de estudio y revisa los contenidos de cada curso aquí.
Whatsapp