Desde 1999, Capacitación, Perfeccionamiento y Actualización Docente en todo Chile Acceso a plataforma online

Financiamiento SENCE - SEP - Otros

37° Escuela de Invierno

  • • 22 al 26 de julio de 2019
  • • 15 cursos simultáneos

Home » Novedades » Estrategias efectivas: Resolución de conflictos

Estrategias efectivas: Resolución de conflictos

Asociamos la palabra conflicto con situaciones negativas como: pelea, disgusto, batalla, guerra etc., dejando de lado las posibilidades que el conflicto nos brinda.  En realidad podemos decir que una situación de conflicto nos brinda potencialmente la oportunidad para llegar a un acuerdo o a la solución de un problema.

El conflicto está presente en nuestras vidas, es una realidad que debemos entender para manejarla de manera adecuada.  De hecho se nos presentan situaciones de conflicto no solamente con las demás personas sino también conflictos personales cuando tenemos que tomar decisiones. La capacidad para resolverlos puede contribuir significativamente al bienestar y a la autoestima de los párvulos. Esta habilidad no es algo con lo que se nace, sino que debemos enseñar a nuestros pequeños la manera de resolver sus diferencias con los demás para que su vida sea satisfactoria y armoniosa. Es mucho más sencillo comenzar a enseñar estas habilidades sociales cuando los sujetos son todavía niños. Debes guiar a tu hijo para que resuelva sus diferencias con otros. El ejemplo que le des a tu niño hablará mejor de ti que cualquier palabra.

Los conflictos, en forma de disputas, peleas, discusiones, mal ambiente, etc. son situaciones inherentes a todas las aulas. El principal problema es que los niños y adolescentes no suelen tener la madurez psicológica y de personalidad necesaria para gestionar estas situaciones de una forma serena y objetiva.

Aprender a vivir juntos debe formar parte de lo que entendemos por calidad educativa. Aprender a vivir juntos es una necesidad, más que un problema. Aprender a Ser, aprender a Conocer, aprender a Hacer y aprender a convivir constituyen los cuatro pilares de la educación.

En el ámbito escolar ¿Qué es el aula pacífica? Nos referimos a un aula que es una comunidad cálida y acogedora, donde hay presentes cinco cualidades:

  1. La cooperación. Los niños aprenden a trabajar juntos y a confiar, ayudar y a compartir entre sí.
  2. La Comunicación. Los niños aprenden a observar cuidadosamente, a comunicarse con precisión y a escuchar de manera sensible.
  3. La Tolerancia. Los niños aprenden a respetar y a apreciar las diferencias de las personas y a entender los prejuicios y cómo funcionan.
  4. La expresión emocional positiva. Los niños aprenden a expresar sus sentimientos, particularmente el enojo y la frustración, de maneras que no son agresivas o destructivas y aprenden autocontrol.
  5. La resolución de conflictos. Los niños aprenden habilidades para responder creativamente ante los conflictos en el contexto de una comunidad que brinda apoyo y afecto.

Son muchas las causas que pueden derivar en conflicto, estas pueden agruparse rápidamente en seis categorías:

Una atmósfera competitiva. Cuando hay una atmósfera muy competitiva en el aula, los estudiantes aprenden a trabajar compitiendo contra los demás, en lugar de trabajar con los demás.

Un ambiente intolerante. Un aula intolerante es un aula hostil, en la cual hay desconfianza. Frecuentemente está fraccionada y simplemente es molesta, llena de estudiantes que no saben ser colaboradores, tolerantes o siquiera amables.

Comunicación precaria. La comunicación precaria crea un terreno especialmente fértil para el conflicto. Muchos conflictos pueden atribuirse a malos entendidos o percepciones erróneas de las intenciones, los sentimientos, las necesidades o las acciones de los otros.

La expresión inadecuada de los sentimientos. Todos los conflictos tienen un componente afectivo y la forma en que los niños expresan sus emociones tiene un papel importante en cómo se desarrollan.

La carencia de habilidades para la resolución de conflictos. Los conflictos del aula pueden escalarse cuando los estudiantes – y los maestros – no saben cómo responder de manera creativa ante los conflictos. Los padres y el grupo de compañeros a menudo recompensan los enfoques violentos o muy agresivos ante los conflictos, e indudablemente hay modelos sociales para este tipo de conductas, como los de la televisión. Hay otros factores que pueden afectar la adquisición de habilidades para la resolución de conflictos, como la madurez general del niño y su nivel de desarrollo moral.

Abuso de poder de parte del maestro. Puede ser desconcertante pensar que al emplear mal su poder en el aula, usted puede crear una gran cantidad de conflictos, pero es verdad.

Existen diversas dinámicas y actividades que se pueden aplicar en el aula para ayudar a prevenir y solucionar conflictos en niños de todas las edades.

Arbitrajes
La mayoría de prácticas de resolución de conflictos que usted realizará entre los niños será la mediación o arbitraje, ya que es una buena forma de ayudar a las personas a manejar sus diferencias en presencia de un observador imparcial, calmado y que mantiene la justicia. En cierta manera el maestro se convierte en un pacificador.
Un procedimiento concreto de arbitraje consiste en una estrategia dividida en los siguientes pasos:

  1. Permitir a los niños contar su versión de lo ocurrido, explicando primero cuál es el problema y luego lo que ha pasado durante el conflicto.
  2. Si el problema todavía persiste, el maestro debe ayudar a los participantes a desarrollar algunas soluciones posibles y escoger una para llevar a cabo.
  3. Si el problema se ha resuelto, preguntar a los participantes cómo han conseguido llegar a un acuerdo o consenso.

Escucha reflectiva
La escucha reflectiva o activa consiste en parafrasear y repetir a la persona que habla lo que ha dicho, para que de esta forma tome conciencia de su percepción y de la posición y actitud que está tomando.

No se trata de una técnica de resolución de conflictos por sí misma, sino más bien un mecanismo para clarificar su percepción. También permite al maestro identificar con mayor claridad lo que los alumnos piensan y sienten sobre una situación de conflicto, lo que puede ser de gran ayuda para su resolución.

Otro aspecto beneficioso de la escucha reflectiva es que tiende a desacelerar las interacciones. Esto puede ser positivo para aliviar la tensión del momento y luego, con las cosas más calmadas, aclarar lo ocurrido y llegar a un entendimiento.

Juego de roles
A través de los juegos de roles se pueden dramatizar las situaciones de conflictos que ya han tenido lugar, siendo muy efectivos para que los estudiantes vean las cosas desde distintas perspectivas y, al ponerse en el lugar del otro, desarrollen una actitud empática.

Una estrategia concreta de juego de rol sería la siguiente:

  1. Describir la situación de conflicto, especificando el momento, el lugar y los antecedentes.
  2. Definir los roles que se van adoptar y pedir a los participantes que los actúen, o bien solicitar voluntarios.
  3. Pedir a los actores que representen el conflicto, ayudándoles con preguntas claves en caso necesario.
  4. El profesor debe detener la actuación en el punto del conflicto y pedir opiniones a los alumnos que están de público para que los actores las incorporen al juego de rol.
  5. Analizar lo ocurrido en el juego y tratar de extraer lecciones para aplicar en la vida real respondiendo a preguntas del tipo: ¿cómo podría haberse prevenido el conflicto?, ¿cómo se sentían los personajes en la situación?, ¿fue una solución satisfactoria? o ¿qué otras soluciones podrían haber funcionado?
  6. Los títeres de problemas: Los títeres de problemas se usan como actores de los juegos de roles. Los títeres les proporcionan a los niños pequeños la suficiente distancia de un conflicto para discutir su propia conducta sin sentirse amenazados.

Existen diversas técnicas para la resolución de conflictos. Estas proporcionan simplemente maneras seguras y estructuradas de ventilar los agravios, los sentimientos y las diferencias de opinión, de modo que el conflicto pueda servir para un propósito útil. ¡El mundo necesita todas las técnicas de resolución de conflictos creativas que se le puedan brindar!

Desde Fun4us recomiendan algunas herramientas que podrían ser útiles para trabajar tanto en clase como en casa la resolución de conflictos.

Tolerancia y Cooperación Juego muy interactivo para trabajar los valores de tolerancia y cooperación. Mira las imágenes y descarta con una cruz la actitud incorrecta.

Solución de conflictos. Las Mentiras: La serie Solución de conflictos (Las mentiras) consta de 7 sencillas historias, que narran dos formas diferentes de resolver conflictos, mostrando las consecuencias de tomar una buena o mala decisión. Cada historia se desarrolla con 4 fichas y las 2 últimas son reversibles para mostrar los 2 posibles finales.

Set de Marionetas/dedoSet de 12 marionetas de dedos, que conforman un excelente juego no solo para el desarrollo de la motricidad, la creatividad y la comunicación tanto verbal como no verbal, sino un sinfín de posibilidades de áreas cognitivas a reforzar, habilidades sociales básicas, modificación de conductas, resolución de conflictos y su prevención, así como las posibilidades conversacionales o incluso la estimulación cognitiva.

Dados para crear historias: Lanza los dados y deja volar tu imaginación para crear historias con los personajes, animales, objetos y acciones que aparecen. Incluye hasta 72 imágenes diferentes. Favorece el desarrollo de la estructuración del lenguaje, el desarrollo de habilidades sociales básicas modificación de conductas y resolución de conflictos. Compuesto por 10 dados + 72 imágenes.

Fuente.

Educrea desarrolla sus cursos de capacitación docente en todo Chile. Revisa nuestra oferta de perfeccionamiento en nuestras 9 áreas de estudio y revisa los contenidos de cada curso aquí.