Desde 1999, Capacitación, Perfeccionamiento y Actualización Docente en todo Chile Acceso a plataforma online
Computador
Logo Tomi
Nuestro Aporte a la comunidad
Crea, Presenta, Interactúa, Evalúa y Retroalimenta
Clases de forma digital desde tu hogar
Gratis
Jornadas de Reflexión Docente
¡CONOCE NUESTRAS 5 JORNADAS! Ejecútala en tu establecimiento antes del 30 de noviembre y obtendrás descuento 6 y 8 horas de duración
Capacitación, Perfeccionamiento y Actualización Docente 48 programas: Cursos, Talleres y Jornadas presenciales, en 9 áreas de trabajo Ejecutamos nuestros cursos en todo Chile Financiamiento: SEP, PIE, FAEP, SENCE Todos los cursos en Convenio Marco y Registro ATE

Home » Novedades » La crianza de los hijos durante una pandemia: consejos para mantener la calma en el hogar

La crianza de los hijos durante una pandemia: consejos para mantener la calma en el hogar

El artículo que compartimos corresponde a una publicación dependiente de la Academia Americana de Pediatría y se centra en las dificultades que pueden estar enfrentando las familias producto del confinamiento prolongado debido a la pandemia del coronavirus. Esto, pues al estar demasiado tiempo confinados, las rutinas muchas veces se van desdibujando y la imposibilidad de salir o reunirse con personas conocidas y queridas, trae consigo cambios en el estado de ánimo de niños, niñas, adolescentes y adultos. Estos cambios pueden afectar sus emociones y formas de relacionarse, lo que en algunos casos ha generado un mayor número de problemas conductuales en los hogares, pues en este nuevo contexto no todos saben cómo enfrentar el estrés generado.

Por estas razones, siempre resulta útil contar con algunas alternativas para poder sobrellevar el confinamiento y las alteraciones que esto genera en el ánimo de los distintos integrantes de la familia. Es así como el artículo presentado nos ayuda con varias ideas y sugerencias que pueden facilitar las relaciones al interior del hogar, sobre todo si en él hay niñas y/o niños pequeños. Se entregan consejos para los padres, cuidadores y para los niños, niñas y adolescentes que estén manteniendo la cuarentena en el mismo espacio.

Las sugerencias que acá se entregan promueven el cuidado y la salud de quienes permanecen juntos en el hogar y, si bien es una herramienta dirigida a los padres y madres, también puede ser empleada por los y las docentes: tanto porque ellos y ellas también pueden encontrarse en casa con hijas e hijos pequeños, como para que los y las docentes tengan consideraciones a la hora de trabajar con sus estudiantes y sus familias. Es posible que se utilicen las líneas propuestas en el artículo para visualizar cómo es el ambiente en el que están los estudiantes, sondear si están enfrentando bien como familia el confinamiento y así poder elegir las mejores estrategias didácticas para su aprendizaje. También es una herramienta que puede ayudarles a orientar a los padres, madres o cuidadores, para que apoyen adecuadamente el proceso que niños y niñas están viviendo en esta cuarentena.

HABLE SOBRE LOS TEMORES DE LOS NIÑOS

Los niños confían en sus padres como fuente de seguridad, tanto física como emocional. Tranquilice a sus hijos; dígales que cuentan con ellos para ayudarlos y que su familia va a poder superar todo esto estando unida.

  • Responda las preguntas sobre la pandemia de manera simple y honesta. Hable con los niños y niñas sobre cualquier noticia que los atemorice. Pueden hablar sobre la gente que se enferma, pero hablen también sobre seguir las reglas, como lavarse las manos y quedarse en casa para ayudar a que la familia se mantenga sana.
  • Valide los sentimientos de su hijo. Por ejemplo, diga tranquilamente: “Veo que estás molesto porque no pueden venir tus amigos a jugar”. Las preguntas de guía pueden ayudar a los niños mayores y a los adolescentes a resolver los problemas: “Sé que es decepcionante no poder reunirte con tus amigos en este momento. ¿Cómo crees que puedes mantenerte en contacto con ellos?”.
  • Manténgase en contacto con sus seres queridos. Puede que los niños se preocupen por un abuelo o abuela que viva solo o un familiar o amigo con más riesgo de contraer COVID-19. Las videollamadas pueden ayudar a aliviar esa ansiedad.
  • Dé el ejemplo de cómo manejar los sentimientos. Hable sobre cómo está manejando usted sus propios sentimientos (“Estoy preocupada por la abuela, ya que no puedo ir a visitarla. Lo mejor que puedo hacer es llamarla por teléfono con más frecuencia. Puse una nota en el teléfono para recordar llamarla por las mañanas y por las tardes hasta que termine esta epidemia”).
  • Avise a su hijo antes de salir de casa a trabajar o para hacer mandados esenciales. Con voz calma y tranquilizadora, dígale a dónde va, cuánto tardará, cuándo regresará y que está tomando las medidas necesarias para cuidarse.
  • Miren al futuro. Dígales que los científicos están trabajando muchísimo para descubrir cómo ayudar a las personas que se enferman y que las cosas van a mejorar.
  • Ofrezca más abrazos y diga “te quiero” con más frecuencia.

MANTENGA RUTINAS SALUDABLES

Durante la pandemia, es más importante que nunca respetar la hora de ir a la cama y las demás rutinas. Ayudan a crear orden en el día lo que ofrece seguridad en tiempos muy inciertos. Todos los niños, inclusive los adolescentes, se benefician de rutinas predecibles pero flexibles como para satisfacer las necesidades individuales.

Estructure el día. Con el cambio en las rutinas habituales, establezca horarios diarios nuevos. Divida en partes el trabajo escolar cuando sea posible. Los niños mayores y los adolescentes pueden ayudar con los horarios, pero deben seguir un orden general, por ejemplo:

  • Rutinas para levantarse, vestirse, desayunar y jugar activamente un rato en la mañana, seguidas de juegos más tranquilos y un bocadillo para la transición a la hora del trabajo escolar.
  • Almuerzo, tareas de la casa, ejercicio, algo de tiempo de socialización en línea con amigos y luego tareas escolares en la tarde.
  •  Hora familiar y lectura antes de dormir.

ALGUNOS COMENTARIOS SOBRE LA HORA DE IRSE A DORMIR

Por lo general, a los niños les cuesta respetar la hora de irse a dormir durante cualquier período estresante. Intente mantener las rutinas normales de la hora de irse a dormir, como por ejemplo: libro, cepillada de dientes, cama para los niños pequeños. Ponga una foto de la familia junto a la cama para tener un poco de “amor extra” hasta la mañana. Se puede cambiar un poco la hora de irse a dormir de los niños mayores y los adolescentes, pero es buena idea mantenerla en un rango razonable para que no se desajuste el ciclo de sueño y vigilia. Dormir muy poco hace que sea más difícil aprender y manejar las emociones. Recuerde apagar los celulares y demás dispositivos móviles una hora antes de irse a dormir.

American Academy of Pediatrics (2020). La crianza de los hijos durante una pandemia: consejos para mantener la calma en el hogar. Healthy Children. Sección Problemas de salud. Recuperado de healthychildren

Educrea desarrolla sus cursos de capacitación docente en todo Chile. Revisa nuestra oferta de perfeccionamiento en nuestras 9 áreas de estudio y revisa los contenidos de cada curso aquí.
Whatsapp