Desde 1999, Capacitación, Perfeccionamiento y Actualización Docente en todo Chile Acceso a plataforma online

Financiamiento SENCE - SEP - Otros

37° Escuela de Invierno

  • • 22 al 26 de julio de 2019
  • • 26 cursos simultáneos

Home » Novedades » Medidas preventivas para el trabajo docente

Medidas preventivas para el trabajo docente

En la vida cotidiana toda persona está expuesta a diversos riesgos asociados al devenir diario. Nadie está exento de sufrir accidentes, sin embargo se debe tener muy claro que estos son consecuencia del descuido humano, por tanto se pueden evitar.

En el caso de las personas que trabajan fuera de su casa, además de los riesgos cotidianos, se ven expuestos a aquellos propios del tipo de labor que desempeñan, además de las llamadas «enfermedades laborales o profesionales» que corresponde a aquellas causadas de una manera directa por el ejercicio de la profesión o del trabajo que realizan y que les produce algún tipo de incapacidad o la muerte. En Chile, todo trabajador dependiente está protegido por ley, ya que las empresas están obligadas a pagar un seguro en el sistema de mutualidades de manera que sus empleados tengan como beneficio recibir en forma gratuita prestaciones médicas y económicas en el evento de sufrir un accidente del trabajo, de trayecto o una enfermedad profesional. Tal es el caso de los profesores y profesoras, puesto que se desempeñan como trabajadores dependientes en el o los establecimientos educativos en los que ejercen su profesión.

Dadas las características del tipo de trabajo que desempeñan, los docentes se ven expuestos a riesgos de manera permanente, tanto de sufrir accidentes como de desarrollar enfermedades profesionales relacionadas, especialmente, con el uso excesivo de la voz y las posturas inadecuadas del cuerpo. En cualquier caso, lo más importante es tomar consciencia de los riesgos asociados al desempeño laboral y adoptar conductas preventivas.

En este sentido la Superintendencia de Riesgos del Trabajo de Argentina, entrega una batería de medidas preventivas dirigidas especialmente a los docentes, en el marco de su propósito el cual es promover la prevención en todas las actividades, la protección del trabajador frente a los riesgos del trabajo e impulsar ambientes de trabajo sanos y seguros. Para lograrlo es fundamental  la prevención de los riesgos derivados del trabajo.

En la actualidad se sabe que los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales son el producto de una falla de los sistemas de prevención o bien de la inexistencia de los mismos. No obstante, existen técnicas y procedimientos que permiten eliminar o limitar a su mínima expresión los riesgos del trabajo para conseguir ambientes de trabajo sanos y seguros, por ende productivos y competitivos. En esta línea, compartimos las medidas preventivas publicadas por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo de Argentina para los profesores y profesoras.


Medidas preventivas para el trabajo docente

La tarea de maestros y profesores conlleva riesgos específicos que deben ser abordados para evitar accidentes laborales y enfermedades profesionales en establecimientos educativos.

Los ámbitos escolares presentan desafíos particulares en cuanto a la prevención laboral debido a la multiplicidad de riesgos tanto para alumnos como para docentes. En esta oportunidad haremos referencia a puntos principales que deben contemplarse en las escuelas al momento de desarrollar planes preventivos para los maestros.

En primer lugar, es importante observar el ambiente en que se desarrolla la actividad. Los riesgos más comunes que se encuentran presentes en las escuelas derivan del estado general del edificio, deterioro de las instalaciones, la falta de mobiliario y equipamiento adecuado para uso de los docentes, las actitudes posturales que deben adoptar y los ambientes ruidosos, con polvo y escasa iluminación.

Para disminuir las probabilidades de accidentarse en el aula, se deben aplicar las siguientes medidas:

  • Mantener el orden y la limpieza en el espacio donde se trabaja. No apoyar mochilas, libros o materiales escolares en el piso para evitar tropiezos y caídas.
  • Evitar que el mobiliario tenga aristas afiladas, clavos salientes o astillas, y deben estar en buenas condiciones de uso.
  • Borrar el pizarrón de arriba hacia abajo para disminuir la dispersión del polvo de la tiza, utilizando borradores húmedos.
  • Instalar los enchufes a altura suficiente además de estar empotrados, aislados y tapados.
  • Tender los cables eléctricos por conductos empotrados y protegidos o por bandejas.
  • Establecer niveles de luz a 500 lux en tareas teóricas, y 700 a 1000 luz para tareas prácticas.
  • Conservar la temperatura óptima del aula según la actividad que se desarrolle en ella: Actividad teórica: 20-22º / Actividad práctica: 18-20º.
  • Renovar periódicamente el aire en el aula.

Otro ámbito que debe estar en buenas condiciones para preservar la salud de los trabajadores es la sala de profesores. El mismo debe:

  • Contar con una o varias mesas de trabajo y sillas cómodas en buen estado y en cantidad apropiada para el número de profesores que trabajan en cada turno.
  • Tener buena iluminación, ventilación y calefacción.
  • Los medios para calentar bebidas y/o comidas deben estar dispuestos de manera que se minimice el riesgo de incendio.

Cuidado de la voz

La voz es el medio fundamental de comunicación docente y puede alterarse por efecto de factores laborales y personales. Por eso es que se deben tener cuidados particulares para prevenir patologías relacionadas a su utilización:

  1. Tomar abundante agua durante y después de usar la voz. El agua es el lubricante ideal para las cuerdas vocales.
  2. Hablar lento y abriendo la articulación vocal.
  3. Evitar la utilización de la voz para llamar la atención de tus alumnos. Las palmas, silencios, gestos o cambio de entonación pueden ser recursos que ayuden a restablecer el clima de trabajo sin forzar la voz.
  4. Realizar ejercicios de calentamiento vocal antes de usar intensivamente la voz. Un método es inspirar por la boca el vapor de agua durante la ducha ya que esto mantiene la humedad de la mucosa de las cuerdas vocales.
  5. En caso de sentir irritación de garganta, sequedad, ronquera o picazón consumir caramelos de sabor cítrico, de miel, de limón, evitando los de menta.

Las lesiones músculo esqueléticas derivadas de largos períodos de estar de pie son comunes para quienes desarrollan esta profesión. Para evitarlos, se debe:

  1. Mantener un pie en alto apoyándolo sobre un reposapiés y alternar un pie tras otro, para reducir la tensión muscular necesaria para mantener el equilibrio.
  2. El cuerpo tiene que estar erguido en todo momento para prevenir deformaciones de la columna.
  3. Es aconsejable cambiar de posición con frecuencia para evitar la fatiga.

Fuente.

Educrea desarrolla sus cursos de capacitación docente en todo Chile. Revisa nuestra oferta de perfeccionamiento en nuestras 9 áreas de estudio y revisa los contenidos de cada curso aquí.