Desde 1999, Capacitación, Perfeccionamiento y Actualización Docente en todo Chile Acceso a Mi Portal
Cursos Cerrados Cursos Cerrados
WorkShop WorkShop
WorkShop WorkShop

Home » Novedades » 7 maneras excelentes de motivar a niños/as de primaria a escribir

7 maneras excelentes de motivar a niños/as de primaria a escribir

La escritura es una de las competencias comunicativas más complejas de trabajar, especialmente con los más pequeños. Esto debido a la gran cantidad de habilidades y destrezas que se despliegan al momento de escribir, desde las habilidades para redactar un texto oral, hasta las destrezas motrices involucradas.

Lo anterior, hace que para los docentes sea un enorme desafío el despertar la motivación por escribir en sus estudiantes, especialmente en la educación primaria, en que se inicia y desarrolla el proceso, hasta lograr una consolidación.

El artículo que compartimos pretende ser un aporte en esta difícil tarea, proponiendo estrategias lúdicas y entretenidas que motiven a los más pequeños a escribir. En su mayoría, involucran actividades vinculadas fuertemente a lo emocional, a trabajar con elementos que despiertan no solo el interés de los niños y niñas, sino que movilizan sus emociones.

7 maneras excelentes de motivar a niños/as de primaria a escribir

Si en su aula hay un niño o niña que tiene problemas con la escritura, es importante encontrar nuevas y excitantes maneras de motivarlos a escribir. Estas son algunas estrategias creativas para poner en práctica.

 

1. Pídale que escriba una carta de “¡convénceme!”
Escribir no sólo es contar historias o escribir reportes de libros. Hay muchas maneras en las que los niños/as pueden usar las palabras, inclusive tratando de convencer a otros para que estén de acuerdo con ellos. Usted puede ayudarlos a que practiquen este tipo de escritura haciendo que argumente con usted por escrito.

Elija un tema en el que no estén de acuerdo, como por ejemplo la hora de irse a dormir. ¿Ha tratado de que un niño/a le escriba una carta con la que tratará de convencerlo de cambiar de idea? ¿Cuál es el truco? Tiene que usar hechos, citas y lógica para sustentar su argumento.

 

2. Jueguen con imágenes
Las fotos y las imágenes son una excelente fuente de inspiración para crear historias. Busque en Internet imágenes interesantes o recorte fotos de una revista. Las imágenes pueden ser realistas como una foto de estudiantes en la cancha de deportes o fantásticas como la de un superhéroe volando en el espacio.

Pegue un par de imágenes en un cuaderno. Luego pida al niño/a que escriba acerca de una de ellas. Puede pedirle que escriba qué ve, qué están pensando las personas, que pasará a continuación o simplemente deje que le dé rienda suelta a su imaginación.

 

3. Jueguen a “dime cómo”
En esta actividad el niño/a  finge que le está escribiendo a un extraterrestre que no sabe nada de nuestra cultura. Este extraterrestre hace exactamente lo que se le dice o lo que está escrito.

La tarea del niño/a es elegir una actividad cotidiana, como por ejemplo lavarse los dientes o hacerse un sándwich. Luego necesita escribir instrucciones paso a paso para que el extraterrestre realice la tarea elegida. Cuando termine, a usted le toca hacer de extraterrestre y seguir las instrucciones exactamente como las escribió. El niño/a puede que se sorprenda de las cosas que se le olvidó escribir.

 

4. Haga un libro de “yo puedo”
Conforme el niño/a aprende a escribir, también aprenderá otras habilidades. Hacer un libro de “yo puedo” le permitirá practicar la escritura y dar seguimiento de otros logros. Engrape varias hojas de papel en blanco para hacer un libro. A medida que el niño/a logre dominar una destreza, como por ejemplo atarse los zapatos o batear una bola de béisbol, puede hacer un dibujo en una página del libro. Los niños más pequeños pueden escribir: “puedo atarme los zapatos.” Los niños mayores pueden escribir varias oraciones acerca de lo que han logrado hacer.

 

5. Juegue a “afortunadamente/infortunadamente”
Este juego de turnos para escribir está basado en un libro infantil clásico de Remy Charlip, llamado Afortunadamente. En el libro, algo afortunado pasa y a continuación pasa algo infortunado. Cada evento es presentado con la palabra “afortunadamente” o “infortunadamente”.

Para jugar, tome un pedazo de papel y escriba una oración que empiece con “afortunadamente”, como por ejemplo: “Afortunadamente es un día soleado. Quiero jugar en el patio”. Pase el papel al siguiente jugador quien añadirá una oración que empiece con “infortunadamente”, como: “Infortunadamente, tengo que ordenar mi cuarto”. Siga jugando hasta que la historia se vuelva demasiado tonta como para continuar.

 

6. Haga un diario en un frasco
Llevar un registro diario no tiene porque ser escribir un diario tradicional. También puede ser un libro donde el niño/a escriba ideas o responda a preguntas como: “¿qué me gustaría hacer en vacaciones?”. Un frasco es un lugar para guardar todas esas ideas o preguntas.

Lave y decore un frasco de boca grande como los envases que contienen mantequilla de maní. Luego escriba o imprima ideas y preguntas sobre trozos de papel e introdúzcalos en el envase. Luego pida al niño/a que saque un papel del frasco y escriba acerca de esa idea.

 

7. Haga un álbum familiar de recortes
Un álbum familiar de recortes es una buena manera de guardar recuerdos e incentivar a los niños/as a escribir. Use un álbum de fotos que no sea costoso para guardar recuerdos de cosas que hacen con su familia. Puede incluir fotos, boletos usados y objetos que encontraron, como hojas de plantas bonitas.

El niño/a puede empezar por escribir la fecha y un texto acerca de dónde estaban y qué hacían. Luego pueden agregar más detalles juntos. No dejen de incluir momentos divertidos y fastidiosos.

 

Fuente.

Educrea desarrolla sus cursos de capacitación docente en todo Chile. Revisa nuestra oferta de perfeccionamiento en nuestras 9 áreas de estudio y revisa los contenidos de cada curso aquí.
Whatsapp