Nos encontramos con problemas temporales con las líneas telefónicas. Por hoy, les solicitamos enviar email a gerenchun@educrea.cl, indicando requerimiento y número de contacto. Le llamarán de inmediato y responderán su solicitud.

Desde 1999, Capacitación, Perfeccionamiento y Actualización Docente en todo Chile

Inscripciones abiertas para la próxima Escuela de Verano para docentes 2018. ¡Conoce todos los cursos aquí!

Home » Biblioteca Docente » TICs » Importancia de las TIC en la educación básica regular

Importancia de las TIC en la educación básica regular

“El presente artículo tiene por finalidad dar a conocer la importancia de las tecnologías de la información como herramientas que han permitido desarrollar el proceso de enseñanza aprendizaje en la Educación Básica Regular peruana, facilitando en los estudiantes la adquisición del conocimiento en forma más inmediata y amplia; sin embargo, esto no es suficiente para que el alumno aprenda, debido a que muchas veces este conocimiento no siempre se sabe aplicar. El profesor cumple un papel fundamental en el conocimiento y uso de estas tecnologías, debido a la importancia didáctica que pueden tener las tics si les da un buen uso. Los docentes que conocen y manejan las TIC adquieren competencias que facilitan el uso de estas herramientas virtuales, por ejemplo, son capaces de navegar en Internet, calcular datos, usar un correo electrónico, etc. A pesar de todas estas ventajas, muchos docentes hoy en día no logran comprender a cabalidad la utilidad que puede significar el uso de las TIC en el desarrollo de sus clases; esto se refleja en la calidad educativa que reciben los alumnos.”

Importancia de las TIC en la educación básica regular

Escrito por: Luz Marina Gómez Gallardo y Julio César Macedo Buleje. Profesora asociada y alumno de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

INTRODUCCIÓN

En la actualidad los sistemas educativos de todo el mundo se enfrentan al desafío de utilizar las Tecnologías de la Información y la Comunicación para proveer a sus alumnos con las herramientas y conocimientos necesarios que se requieren en el siglo XXI. En 1998, el Informe Mundial sobre la Educación de la UNESCO, “Los docentes y la enseñanza en un mundo en mutación”, describió el impacto de las TICs en los métodos convencionales de enseñanza y de aprendizaje, augurando también la transformación del proceso de enseñanza-aprendizaje y la forma en que docentes y alumnos acceden al conocimiento y la información.

Al respecto, la UNESCO (2004) señala que en el área educativa los objetivos estratégicos apuntan a mejorar la calidad de la educación por medio de la diversificación de contenidos y métodos, la promoción de la experimentación, la innovación, la difusión y el uso compartido de información y de buenas prácticas, la formación de comunidades de aprendizaje y estimulación de un diálogo fluido sobre las políticas a seguir. Con la llegada de las tecnologías, el énfasis de la profesión docente está cambiando desde un enfoque centrado en el profesor que se basa en prácticas alrededor del pizarrón y el discurso, basado en clases magistrales, hacia una formación centrada principalmente en el alumno dentro de un entorno interactivo de aprendizaje.

Las TICs son la innovación educativa del momento y permiten a los docentes y alumnos cambios determinantes en el quehacer diario del aula y en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los mismos.

Las TICs brindan herramientas que favorecen a las escuelas que no cuentan con una biblioteca ni con material didáctico. Estas tecnologías permiten entrar a un mundo nuevo lleno de información de fácil acceso para los docentes y alumnos. De igual manera, facilitan el ambiente de aprendizaje, que se adaptan a nuevas estrategias que permiten el desarrollo cognitivo creativo y divertido en las áreas tradicionales del currículo.

Con el uso de las computadoras o TICs, los estudiantes desarrollan la capacidad de entendimiento, de la lógica, favoreciendo así el proceso del aprendizaje significativo en los alumnos.

Cabe resaltar la importancia de las TICs en las escuelas, por el nivel cognitivo que mejorará en los niños y los docentes, al adquirir un nuevo rol y conocimientos, como conocer la red y cómo utilizarla en el aula e interactuar entre todos con los beneficios y desventajas.

La incorporación de las TICs en la educación tiene como función ser un medio de comunicación, canal de comunicación e intercambio de conocimiento y experiencias. Son instrumentos para procesar la información y para la gestión administrativa, fuente de recursos, medio lúdico y desarrollo cognitivo. Todo esto conlleva a una nueva forma de elaborar una unidad didáctica y, por ende, de evaluar debido a que las formas de enseñanza y aprendizaje cambian, el profesor ya no es el gestor del conocimiento, sino que un guía que permite orientar al alumno frente su aprendizaje: En este aspecto, el alumno es el “protagonista de la clase”, debido a que es él quien debe ser autónomo y trabajar en colaboración con sus pares.

Por esto, las TICs adquieren importancia en la formación docente y no sólo en la formación inicial, sino durante toda la vida profesional, debido a que cada vez más las TICs juegan un papel importante en el aprendizaje de los estudiantes, recordemos que, por ejemplo, el uso de Internet cada vez adquiere más adeptos, lo que implica que la información es buscada y encontrada más rápido que dentro de la escuela.

Para muchos docentes el uso de las TICs implica ciertas desventajas, tales como aprender a usar las tecnologías, actualizar los equipos y programas, sobre todo, implica ocupar un tiempo fuera del lugar de trabajo , el cual muchos docentes no pretenden acceder. Según Mumtag (2005), los principales factores que influyen en el uso de las TICs por parte de los docentes son: el acceso a este tipo de recursos, calidad de software y equipos, facilidad o simplicidad de uso, incentivo para cambiar las prácticas pedagógicas usando tecnología, el apoyo y solidaridad de las escuelas para usar las TICs en el currículo, las políticas nacionales y locales sobre TICs, compromiso con la superación profesional, y la capacitación formal recibida en el uso de las TICs.

A pesar de lo anterior, el uso e implementación de las TICs en el currículo, permite el desarrollo de nuevas formas de enseñar y aprender, debido a que los docentes pueden adquirir mayor y mejor conocimiento dentro de su área permitiendo la innovación, así como también el intercambio de ideas y experiencias con otros establecimientos, mejora la comunicación con los estudiantes.

Las principales funcionalidades de las TIC en la Educación Básica Regular están relacionadas con lo siguiente:
– Alfabetización digital de los estudiantes, profesores y familias.
– Uso personal (profesores y alumnos): acceso a la información, comunicación, gestión y proceso de datos.
– Gestión del centro: secretaría, biblioteca, gestión de la tutoría de alumnos.
– Uso didáctico para facilitar los procesos de enseñanza y aprendizaje.
– Comunicación con las familias (a través de la web de la escuela).
– Comunicación con el entorno.
– Relación entre profesores de diversas escuelas (a través de redes y comunidades virtuales): compartir recursos y experiencias, pasar informaciones, preguntas.

En el siguiente cuadro se presentan desde otra perspectiva las principales funciones de las TICs en los entornos educativos actuales.

Medio de expresión (software): escribir, dibujar, presentaciones, webs.

– Fuente abierta de información (WWW-Internet, Plataformas e-centro, DVDs, TV…). La información es la materia prima para la construcción de conocimientos.
– Instrumento para procesar la información (software): más productividad, instrumento cognitivo. Hay que procesar la información para construir nuevos conocimientos-aprendizajes.
– Canal de comunicación presencial (pizarra digital). Los alumnos pueden participar más en clase.
– Canal de comunicación virtual (mensajería, foros, weblog, wikis, plataformas e-centro…), que facilita trabajos en colaboración, intercambios, tutorías, compartir, poner en común, negociar significados, informar.
– Medio didáctico (software): informa, entrena, guía el aprendizaje, evalúa, motiva. Hay muchos materiales interactivos autocorrectivos.
– Herramienta para la evaluación, diagnóstico y rehabilitación (SOFTWARE).
– Suelen resultar motivadoras (imágenes, video, sonido, interactividad) y la motivación es uno de los motores del aprendizaje.
– Pueden facilitar la labor docente: más recursos para el tratamiento de la diversidad, facilidades para el seguimiento y evaluación (materiales autocorrectivos, plataformas…), tutorías y contacto con las familias.
– Permiten la realización de nuevas actividades de aprendizaje de alto potencial didáctico.
– Suponen el aprendizaje de nuevos conocimientos y competencias que inciden en el desarrollo cognitivo y son necesarios para desenvolverse en la actual Sociedad de la Información.
– Instrumento para la gestión administrativa y tutorial facilitando el trabajo de los tutores y los gestores de la escuela.
– Facilita la comunicación con las familias (E-mail, web de centro, plataforma E-centro). Se pueden realizar consultas sobre las actividades del centro y gestiones on-line, contactar con los tutores, recibir avisos urgentes y orientaciones de los tutores, conocer los que han hecho los hijos en la escuela, ayudarlos en los deberes… y también recibir formación diversa de interés para los padres.

¿Por qué debemos integrar las TICs en la Educación?

La era Internet exige cambios en el mundo educativo, y los profesionales de la educación tenemos múltiples razones para aprovechar las nuevas posibilidades que proporcionan las TICs para impulsar este cambio hacia un nuevo paradigma educativo más personalizado y centrado en la actividad de los estudiantes. Además de la necesaria alfabetización digital de los alumnos y del aprovechamiento de las TICs para la mejora de la productividad en general, el alto índice de fracaso escolar (insuficientes habilidades lingüísticas, matemáticas…) y la creciente multiculturalidad de la sociedad, con el consiguiente aumento de la diversidad del alumnado en las aulas (casi medio millón de niños inmigrantes en 2004 / 2005, de los que una buena parte no domina inicialmente la lengua utilizada en la enseñanza), constituyen poderosas razones para aprovechar las posibilidades de innovación metodológica que ofrecen las TICs para lograr una escuela más eficaz e inclusiva.

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LAS TICs
VENTAJASINCONVENIENTES
DESDE LA PERSPECTIVA DEL APRENDIZAJE
– Interés. Motivación. Los alumnos
están muy motivados al utilizar los
recursos de las TICs y la motivación
(el querer) es uno de los motores del
aprendizaje, ya que incita a la actividad y al pensamiento. Por otro lado, la
motivación hace que los estudiantes
dediquen más tiempo a trabajar y, por
tanto, es probable que aprendan más.
– Interacción. Continua actividad intelectual. Los estudiantes están permanentemente activos al interactuar con
el ordenador y entre ellos a distancia.
Mantienen un alto grado de implicación
en el trabajo. La versatilidad e interactividad del ordenador, la posibilidad de
“dialogar” con él, el gran volumen de
información disponible en Internet…,
los atrae y mantiene su atención.
– Desarrollo de la iniciativa. La constante participación por parte de los
alumnos propicia el desarrollo de su
iniciativa ya que se ven obligados a tomar continuamente nuevas decisiones
ante las respuestas del ordenador a
sus acciones. Se promueve un trabajo
autónomo riguroso y metódico.
– Aprendizaje a partir de los errores.
El “feed back” inmediato a las respuestas y a las acciones de los usuarios
permite a los estudiantes conocer sus
errores justo en el momento en que se
producen y generalmente el programa
les ofrece la oportunidad de ensayar
nuevas respuestas o formas de actuar
para superarlos.
– Mayor comunicación entre profesores y alumnos. Los canales de comunicación que proporciona Internet (correo electrónico, foros, chat…) facilitan
el contacto entre los alumnos y los
profesores. De esta manera es más
fácil preguntar dudas en el momento
en que surgen, compartir ideas, intercambiar recursos, debatir…
– Aprendizaje cooperativo. Los instrumentos que proporcionan las TICs
(fuentes de información, materiales
interactivos, correo electrónico, espacio compartido de disco, foros…) facilitan el trabajo en grupo y el cultivo de
actitudes sociales, el intercambio de
ideas, la cooperación y el desarrollo
de la personalidad. El trabajo en grupo
estimula a sus componentes y hace
que discutan sobre la mejor solución
para un problema, critiquen, se comuniquen los descubrimientos. Además,
aparece más tarde el cansancio, y algunos alumnos razonan mejor cuando
ven resolver un problema a otro que
cuando tienen ellos esta responsabilidad.
– Alto grado de interdisciplinariedad.
Las tareas educativas realizadas con
ordenador permiten obtener un alto
grado de interdisciplinariedad, ya que
el ordenador debido a su versatilidad
y gran capacidad de almacenamiento
permite realizar muy diversos tipos de
tratamiento a una información muy
amplia y variada. Por otra parte, el acceso a la información hipertextual de
todo tipo que hay en Internet potencia
mucho más esta interdisciplinariedad.
– Alfabetización digital y audiovisual. Estos materiales proporcionan
a los alumnos un contacto con las
TICs como medio de aprendizaje y
herramienta para el proceso de la información (acceso a la información,
proceso de datos, expresión y comunicación), generador de experiencias y
aprendizajes. Contribuyen a facilitar la
necesaria alfabetización informática y
audiovisual.
– Desarrollo de habilidades de búsqueda y selección de información. El
gran volumen de información disponible en CD/DVD y, sobre todo Internet,
exige la puesta en práctica de técnicas
que ayuden a la localización de la información que se necesita y a su valoración.
– Mejora de las competencias de expresión y creatividad. Las herramientas que proporcionan las TICs (procesadores de textos, editores gráficos…)
facilitan el desarrollo de habilidades
de expresión escrita, gráfica y audiovisual.
– Fácil acceso a mucha información
de todo tipo. Internet y los discos CD/
DVD ponen a disposición de alumnos
y profesores un gran volumen de información (textual y audiovisual) que, sin
duda, puede facilitar los aprendizajes.
– Visualización de simulaciones. Los
programas informáticos permiten simular secuencias y fenómenos físicos,
químicos o sociales, fenómenos en
3D…, de manera que los estudiantes
pueden experimentar con ellos y así
comprenderlos mejor.
– Distracciones. Los alumnos a veces
se dedican a jugar en vez de trabajar.
– Dispersión. La navegación por los
atractivos espacios de Internet, llenos
de aspectos variados e interesantes,
inclina a los usuarios a desviarse de los
objetivos de su búsqueda. Por su parte,
el atractivo de los programas informá-
ticos también mueve a los estudiantes
a invertir mucho tiempo interactuando
con aspectos accesorios.
– Pérdida de tiempo. Muchas veces
se pierde mucho tiempo buscando la
información que se necesita: exceso
de información disponible, dispersión y
presentación atomizada, falta de método en la búsqueda…
– Informaciones no fiables. En Internet
hay muchas informaciones que no son
fiables: parciales, equivocadas, obsoletas…
– Aprendizajes incompletos y superficiales. La libre interacción de los alumnos con estos materiales, no siempre
de calidad y a menudo descontextualizados, puede proporcionar aprendizajes incompletos con visiones de la
realidad simplistas y poco profundas.
Acostumbrados a la inmediatez, los
alumnos se resisten a emplear el tiempo necesario para consolidad los aprendizajes, y confunden el conocimiento
con la acumulación de datos.
– Diálogos muy rígidos. Los materiales didácticos exigen la formalización
previa de la materia que se pretende
enseñar y que el autor haya previsto
los caminos y diálogos que seguirán
los alumnos. Por otra parte, en las comunicaciones virtuales, a veces cuesta
hacerse entender con los “diálogos”
ralentizados e intermitentes del correo
electrónico.
– Visión parcial de la realidad. Los programas presentan una visión particular
de la realidad, no la realidad tal como
es.
– Ansiedad. La continua interacción
ante el ordenador puede provocar ansiedad en los estudiantes.
– Dependencia de los demás. El trabajo en grupo también tiene sus inconvenientes. En general conviene hacer
grupos estables (donde los alumnos
ya se conozcan) pero flexibles (para ir
variando) y no conviene que los grupos
sean numerosos, ya que algunos estudiantes se podrían convertir en espectadores de los trabajos de los otros.
PARA LOS ESTUDIANTES
– A menudo aprenden con menos
tiempo. Este aspecto tiene especial
relevancia en el caso del “training” empresarial, sobre todo cuando el personal es apartado de su trabajo productivo en una empresa para reciclarse.
– Atractivo. Supone la utilización de un
instrumento atractivo y muchas veces
con componentes lúdicos.
– Acceso a múltiples recursos educativos y entornos de aprendizaje. Los
estudiantes tienen a su alcance todo
tipo de información y múltiples materiales didácticos digitales, en CD/DVD
e Internet, que enriquecen los procesos de enseñanza y aprendizaje. También pueden acceder a los entornos de
teleformación. El profesor ya no es la
fuente principal de conocimiento.
– Personalización de los procesos de
enseñanza y aprendizaje. La existencia de múltiples materiales didácticos
y recursos educativos facilita la individualización de la enseñanza y el aprendizaje; cada alumno puede utilizar los
materiales más acordes con su estilo
de aprendizaje y sus circunstancias
personales.
– Autoevaluación. La interactividad
que proporcionan las TICs pone al alcance de los estudiantes múltiples materiales para la autoevaluación de sus
conocimientos.
– Mayor proximidad del profesor. A
través del correo electrónico, puede
contactar con él cuando sea necesa- Flexibilidad en los estudios. Los entornos de teleformación y la posibilidad
de que los alumnos trabajen ante su
ordenador con materiales interactivos
de autoaprendizaje y se puedan comunicar con profesores y compañeros,
proporciona una gran flexibilidad en
los horarios de estudio y una descentralización geográfica de la formación.
Los estudiantes tienen más autonomía. La educación puede extenderse
a colectivos que no pueden acceder a
las aulas convencionales.
– Instrumentos para el proceso de la
información. Las TICs les proporcionan poderosos instrumentos para procesar la información: escribir, calcular,
hacer presentaciones…
– Ayudas para la Educación Especial.
En el ámbito de las personas con necesidades especiales es uno de los campos donde el uso del ordenador en general, proporciona mayores ventajas.
Muchas formas de disminución física
y psíquica limitan las posibilidades de
comunicación y el acceso a la información; en muchos de estos casos el
ordenador, con periféricos especiales,
puede abrir caminos alternativos que
resuelvan estas limitaciones.
– Ampliación del entorno vital. Más
contactos. Las posibilidades informativas y comunicativas de Internet
amplían el entorno inmediato de relación de los estudiantes. Conocen más
personas, tienen más experiencias,
pueden compartir sus alegrías y problemas…
– Más compañerismo y colaboración.
A través del correo electrónico, chats
y foros, los estudiantes están más en
contacto entre ellos y pueden compartir más actividades lúdicas y la realización de trabajos.
– Adicción. El multimedia interactivo
e Internet resulta motivador, pero un
exceso de motivación puede provocar
adicción. El profesorado deberá estar
atento ante alumnos que muestren una
adicción desmesurada a videojuegos,
chats….
– Aislamiento. Los materiales didácticos multimedia e Internet permiten al
alumno aprender solo, hasta le animan
a hacerlo, pero este trabajo individual,
en exceso, puede acarrear problemas
de sociabilidad.
– Cansancio visual y otros problemas
físicos. Un exceso de tiempo trabajando ante el ordenador o malas posturas
pueden provocar diversas dolencias.
– Inversión de tiempo. Las comunicaciones a través de Internet abren muchas posibilidades, pero exigen tiempo: leer mensajes, contestar, navegar…
– Sensación de desbordamiento. A veces el exceso de información, que hay
que revisar y seleccionar, produce una
sensación de desbordamiento: falta
tiempo.
– Comportamientos reprobables. A
veces en los mensajes por correo electrónico, no se cumplen las normas de
la “netiquette”.
– Falta de conocimiento de los lenguajes. A veces los alumnos no conocen
adecuadamente los lenguajes (audiovisual, hipertextual…) en los que se
presentan las actividades informáticas,
lo que dificulta o impide su aprovechamiento.
– Recursos educativos con poca potencialidad didáctica. Los materiales
didácticos y los nuevos entornos de
teleformación no siempre proporcionan adecuada orientación, profundidad
de los contenidos, motivación, buenas
interacciones fácil comunicación interpersonal, muchas veces faltan las
guías didácticas… También suelen tener problemas de actualización de los
contenidos.
– Virus. La utilización de las nuevas
tecnologías expone a los virus informá-
ticos, con el riesgo que suponen para
los datos almacenados en los discos y
el coste (en tiempo y dinero) para proteger los ordenadores.
– Esfuerzo económico. Cuando las TICs
se convierten en herramienta básica de
trabajo, surge la necesidad de comprar
un equipo personal.
PARA LOS PROFESORES
– Fuente de recursos educativos
para la docencia, la orientación y la
rehabilitación. Los discos CD/DVD e
Internet proporcionan al profesorado
múltiples recursos educativos para utilizar con sus estudiantes: programas,
webs de interés educativo….
– Individualización. Tratamiento de la
diversidad. Los materiales didácticos
interactivos (en disco y on-line) individualizan el trabajo de los alumnos
ya que el ordenador puede adaptarse
a sus conocimientos previos y a su
ritmo de trabajo. Resultan muy útiles
para realizar actividades complementarias y de recuperación en las que los
estudiantes pueden autocontrolar su
trabajo.
– Facilidades para la realización de
agrupamientos. La profusión de recursos y la variedad y amplitud de información en Internet facilitan al profesorado la organización de actividades
grupales en las que los estudiantes deben interactuar con estos materiales.
– Mayor contacto con los estudiantes.
El correo electrónico permite disponer
de un nuevo canal para la comunicación individual con los estudiantes, especialmente útil en la caso de alumnos
con problemas específicos, enfermedad…
– Liberan al profesor de trabajos repetitivos. Al facilitar la práctica sistemá-
tica de algunos temas mediante ejercicios autocorrectivos de refuerzo sobre
técnicas instrumentales, presentación
de conocimientos generales, prácticas
sistemáticas de ortografía…, liberan al
profesor de trabajos repetitivos, monótonos y rutinarios, de manera que
se puede dedicar más a estimular el
desarrollo de las facultades cognitivas
superiores de los alumnos
– Facilitan la evaluación y control.
Existen múltiples programas y materiales didácticos on-line, que proponen
actividades a los estudiantes, evalúan
sus resultados y proporcionan informes de seguimiento y control.
– Actualización profesional. La utilización de los recursos que aportan las
TICs como herramienta para el proceso de la información y como instrumento docente, supone una actualización profesional para el profesorado, al
tiempo que completa su alfabetización
informática y audiovisual. Por otra parte, en Internet pueden encontrar cursos on-line y otras informaciones que
puedan contribuir a mejorar sus competencias profesionales: prensa de actualidad, experiencias que se realizan
en otros centros y países…
– Constituyen un buen medio de investigación didáctica en el aula. El
hecho de archivar las respuestas de
los alumnos cuando interactúan con
determinados programas, permite hacer un seguimiento detallado de los
errores cometidos y del proceso que
han seguido hasta llegar a la respuesta
correcta.
– Contactos con otros profesores y
centros. Los canales de información
y comunicación de Internet facilitan
al profesorado el contacto con otros
centros y colegas, con los que puede
compartir experiencias, realizar materiales didácticos colaborativamente…
– Estrés. A veces el profesorado no
dispone de los conocimientos adecuados sobre los sistemas informáticos y
sobre cómo aprovechar los recursos
educativos disponibles con sus alumnos. Surgen problemas y aumenta su
estrés.
– Desarrollo de estrategias de mínimo
esfuerzo. Los estudiantes pueden centrarse en la tarea que les plantee el programa en un sentido demasiado estrecho y buscar estrategias para cumplir
con el mínimo esfuerzo mental, ignorando las posibilidades de estudio que
les ofrece el programa. Muchas veces
los alumnos consiguen aciertos a partir
de premisas equivocadas, y en ocasiones hasta pueden resolver problemas
que van más allá de su comprensión
utilizando estrategias que no están relacionadas con el problema pero que
sirven para lograr su objetivo. Una de
estas estrategias consiste en “leer las
intenciones del maestro”. Por otra parte en Internet pueden encontrarse muchos trabajos que los alumnos pueden
simplemente copiar para entregar al
profesor como propios.
– Desfases respecto a otras actividades. El uso de los programas didácticos
puede producir desfases inconvenientes con los demás trabajos del aula, especialmente cuando abordan aspectos
parciales de una materia y difieren en la
forma de presentación y profundidad de
los contenidos respecto al tratamiento
que se ha dado a otras actividades.
– Problemas de mantenimiento de los
ordenadores. A veces los alumnos,
hasta de manera involuntaria, desconfiguran o contaminan con virus los ordenadores.
– Supeditación a los sistemas informáticos. Al necesitar de los ordenadores para realizar las actividades proyectadas, cualquier incidencia en éstos
dificulta o impide el desarrollo de la
clase.
– Exigen una mayor dedicación. La utilización de las TICs, aunque puede mejorar la docencia, exige más tiempo de
dedicación al profesorado: cursos de
alfabetización, tutorías virtuales, gestión del correo electrónico personal,
búsqueda de información en Internet…
– Necesidad de actualizar equipos
y programas. La informática está en
continua evolución, los equipos y los
programas mejoran sin cesar y ello nos
exige una constante renovación.
DESDE LA PERSPECTIVA DE LOS CENTROS
– Los sistemas de teleformación pueden abaratar los costes de formación
(especialmente en los casos de “training” empresarial) ya que al realizar la
formación en los mismos lugares de
trabajo se eliminan costes de desplazamiento. Según A. Cornella (2001) “el
coste de la formación en una empresa
cuando se realiza on-line es entre un
50% y un 90% inferior a cuando se
realiza presencial”.
– Los sistemas de teleformación permiten acercar la enseñanza a más
personas. Sin problemas de horarios
ni de ubicación geográfica, los sistemas de teleformación acercan la formación a personas que de otra manera
no podrían acceder a ella.
– Mejora de la administración y gestión de los centros. Con el uso de
los nuevos instrumentos tecnológicos la administración y gestión de los
centros puede ser más eficiente. La
existencia de una red local y la creación de las adecuadas bases de datos
relacionales (estudiantes, horarios,
actividades, profesores…) mejorará la
comunicación interna y facilitará actividades como el control de asistencias,
la reserva de aulas específicas, la planificación de actividades…
– Mejora de la eficacia educativa. Al
disponer de nuevas herramientas para
el proceso de la información y la comunicación, más recursos educativos interactivos y más información, pueden
desarrollarse nuevas metodologías didácticas de mayor eficacia formativa.
– Nuevos canales de comunicación
con las familias y con la comunidad
local. A través los canales informativos
y comunicativos de Internet (web del
centro, foros, correo electrónico…) se
abren nuevas vías de comunicación
entre la dirección, los profesores y las
familias.
– Comunicación más directa con la
Administración Educativa. Mediante el correo electrónico y las páginas
web de la administración Educativa y
de los centros.
– Recursos compartidos. A través de
Internet, la comunidad educativa puede compartir muchos recursos educativos: materiales informáticos de dominio público, páginas web de interés
educativo, materiales realizados por
los profesores y los estudiantes…
– Proyección de los centros. A través
de las páginas web y los foros de Internet, los centros docentes pueden
proyectar su imagen y sus logros al
exterior.
– Costes de formación del profesorado. La formación del profesorado supone un coste añadido para los centros y
para la Administración Educativa.
– Control de calidad insuficiente de los
entornos de teleformación. Los entornos de teleformación, sus materiales
didácticos, sus sistemas pedagógicos,
su sistema de evaluación, sus títulos…
no siempre tienen los adecuados controles de calidad.
– Necesidad de crear un departamento de Tecnología Educativa. Para gestionar la coordinación y mantenimiento
de los materiales tecnológicos, así
como para asesorar al profesorado en
su utilización, los centros deben crear
un departamento específico y disponer
de un coordinador especializado.
– Exigencia de un buen sistema de
mantenimiento de los ordenadores.
La utilización intensa de los ordenadores da lugar a múltiples averías, desconfiguraciones, problemas de virus. Ello
exige al los centros tener contratado un
buen sistema de mantenimiento.
– Fuertes inversiones en renovación
de equipos y programas. Los continuos cambios en el mundo de la informática exigen una renovación de los
equipos cada 4 o 6 años.

Sin duda las nuevas tecnologías pueden suministrar medios para la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje y para la gestión de los entornos educativos en general, pueden facilitar la colaboración entre las familias, los centros educativos, el mundo laboral y los medios de comunicación, pueden proporcionar medios para hacer llegar en todo momento y en cualquier lugar la formación “a medida” que la sociedad exija a cada ciudadano, y también pueden contribuir a superar desigualdades sociales; pero su utilización a favor o en contra de una sociedad más justa dependerá en gran medida de la educación, de los conocimientos y la capacidad crítica de sus usuarios, que son las personas que ahora estamos formando.

DECÁLOGO SOBRE USO DIDÁCTICO DE LAS TICs EN EL AULA

1. Lo relevante debe ser siempre lo educativo, no lo tecnológico.

2. Las TICs no tienen efectos mágicos sobre el aprendizaje, ni generan automáticamente innovación educativa (ni se es mejor o peor profesor, ni los alumnos aumentan motivación, interés, rendimiento…).

3. Es el método o estrategia didáctica, junto con las actividades planificadas, las que pronueven un tipo u otro de aprendizaje (recepción, descubrimiento…).

4. Los alumnos deben hacer cosas con la tecnología.

5. Las TICs deben usarse tanto como recursos de apoyo para el aprendizaje académico de las distintas materias curriculares, como para la adquisición y desarrollo de competencias específicas en TICs.

6. Las TICs pueden usarse tanto para la búsqueda, consulta y elaboración de información como para relacionarse y comunicarse con otras personas (tareas intelectuales y sociales).

7. Las TICs se deben utilizar tanto para el trabajo individual como para el desarrollo de procesos de aprendizaje colaborativo entre grupos de alumnos (tanto presencial como virtualmente).

8. Cuando se planifica una lección, proyecto o actividad con TICs debe explicitarse tanto el objetivo y contenido del aprendizaje curricular como el tipo de competencia o habilidad tecnológica que promueve.

9. Evitar la improvisación en el aula de informática. Planificar tareas,
agrupamientos, proceso de trabajo, tiempos.

10. El uso de las TICs no debe planificarse como una acción paralela al proceso de enseñanza habitual; se debe integrar.

CONCLUSIÓN

La educación es la base del progreso de cualquier país, sobre todo, en aquellos en vía de desarrollo. Para ello la formación docente es un factor importante para alcanzar una educación adecuada y a la par con los cambios sociales, culturales y tecnológicos que van surgiendo con el paso del tiempo.

Los docentes, hoy en día, deben adquirir nuevas estrategias de enseñanzas, las cuales les permitirán desarrollar capacidades y habilidades en sus alumnos, para lo cual es fundamental el uso de las nuevas tecnologías. Si un profesor logra desarrollar las competencias para el uso de las TICs, no sólo le permitirá mejorar su labor docente, sino que también la escuela en donde se desempeñe, ya que al modificar ciertas estrategias de enseñanza-aprendizaje, permite modificar el currículo generando escuelas que se autoevalúen y que mejoren constantemente.

Otro factor importante es la capacitación permanente de los docentes en el tema de las TICs, la cual debe ser pertinente con el área que enseña y con el contexto en que se desenvuelve, para ello , las políticas educativas deben contemplar dentro del currículo a las TICs como parte del aprendizaje y no como algo anexo a las clases tradicionales, ya que de este modo , los estudiantes logran una cierta autonomía en el proceso de aprendizaje, se relacionan de mejor manera con la disciplina que se enseña y adquieren la capacidad de adquirir conocimientos en forma permanente.

Bibliografía
• Álvarez Pintado, César (2006). Tecnologías de la Información en la Escuela. Madrid: Editorial Alpersa.
• Fernández Torres, Clarisa (2008). Las TICs y la Escuela. Barcelona: Editorial Nuevo Horizonte.
• Gutiérrez,A (2003). Alfabetización digital algo más que ratones y teclas. España, Editorial Gedisa.
• Samamé Pérez, María (2007). Las TICs como medio de desarrollo educativo. México DF, Editorial Nueva Luz.
• Vílchez, R (2005). Integración de las TICS en la cultura docente. Revista enfoques educacionales 7
• UNESCO (2005). Formación docente y las tecnologías de Información y Comunicación ,Santiago .
• UNESCO (2008). Estándares DE Competencia en TIC para Docentes. Londres.
• MINEDU (2006). Estándares en Tecnología de la información y la Comunicación para la formación inicial docente.

Bibliografía Electrónica: 
• Bautista .J .Importancia de las TIC en el proceso de aprendizaje.
• h t t p : / / c omu n i d a d e s v i r t u a l e s . o b o l o g. c om/ imp o r t a n c i a – t i c – p r o c e s o – ensenanza-aprendizaje-40185 • Bruner,J. Formación docente y TICís en Latinoamérica. http://www. educarchile.cl/Portal.Base/Web/VerContenido.aspx?GUID=123.456.789. • Silva, J Estándares en tecnologías de la información y la comunicación para la formación inicial docente: situación actual y el caso chileno .Revista Iberoamericana de educación N° 38/3 25-06-03 http://www.rieoei. org/1391.htm

Fuente:

 http://sisbib.unmsm.edu.pe