Desde 1999, Capacitación, Perfeccionamiento y Actualización Docente en todo Chile Acceso a plataforma online
38° Escuela de Verano 02, 03, 06, 07 y 08 de Enero 2020 Realización en RM
Escuela de Verano 2020 Educrea
39° Escuela de Verano 09, 10, 13, 14 y 15 de Enero 2020 Realización en RM
Jornadas de Actualización Docente
¡CONOCE NUESTRAS 5 JORNADAS! Ejecútala en tu establecimiento antes del 30 de noviembre y obtendrás descuento 6 y 8 horas de duración
Capacitación, Perfeccionamiento y Actualización Docente 48 programas: Cursos, Talleres y Jornadas presenciales, en 9 áreas de trabajo Ejecutamos nuestros cursos en todo Chile Financiamiento: SEP, PIE, FAEP, SENCE Todos los cursos en Convenio Marco y Registro ATE

Home » Biblioteca Docente » Educación a distancia » La educación a distancia y el estudio independiente

La educación a distancia y el estudio independiente

Escrito por: María del Rocío de los Ángeles Cortés Ortiz. Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa. México

“La educación a distancia en junto con las tecnologías de la comunicación e información, proporcionan al estudiante ventajas importantes con relación a su proceso formativo, ya que dicha modalidad esta centrada en el estudiante ofreciendo la oportunidad de realizar un autoaprendizaje, gestionando sus propios procesos educativos. El estudio independiente es un elemento fundamental en la educación a distancia; el alumno debe contar con las herramientas necesarias para cumplir exitosamente con sus expectativas no sólo escolares si no también personales, por ello es importante la planificación, el desarrollo de habilidades de estudio, el empleo de estrategias y el establecimiento de metas”

El continuo desarrollo tecnológico nos ha dotado de poderosas herramientas de información y comunicación; hoy en día, enviar y recibir información, almacenar y compartir grandes cantidades de texto, imágenes y sonido, navegar en Internet a cualquier hora y desde cualquier lugar, son acciones comunes y cotidianas que se han integrado de manera decisiva en nuestra vida; aunado a esto las tecnologías tienen una gran presencia e influencia en nuestras ideas, son formadores de cultura, hábitos, actitudes, opiniones, etc.

El uso de las tecnologías está provocando cambios importantes en los procesos educativos lo que, a reserva de algunas opiniones, ha tenido un impacto positivo: la escuela poco a poco las ha ido adoptado no sólo como objeto de estudio sino como medio para aprender, permitiendo realizar actividades de aprendizaje distintas a las que se venían trabajando.

Uno de los cambios más evidentes se ha dado en la educación a distancia, modalidad que en el pasado se caracterizaba por ser una actividad solitaria que exigía mucha disciplina; hoy, aunque sigue siendo una actividad individual, los beneficios que aportan las tecnologías en relación al tiempo, al espacio y al contenido, han cambiado sus características.

La educación a distancia mantiene equilibrio entre flexibilidad e interacción pero, al incorporar recursos tecnológicos otorga una mayor personalización de acuerdo a las necesidades específicas de cada usuario, facilita el aprendizaje de contenidos gracias a una mayor conexión audiovisual, posibilita el acceso a un gran volumen de información y, además, permite la interacción activa del estudiante durante el aprendizaje gracias a la comunicación permanente, de manera sincrónica o asincrónica, entre los participantes.

Bajo esta perspectiva, la modalidad a distancia se sitúa como una opción viable que posibilita la formación, la capacitación o actualización de cualquier individuo ampliando inmensamente las condiciones de aprender, de acceder, de intercambiar y socializar información.

Es importante señalar que este modelo ya no esta centrado en el profesor, quien era el único que podía transmitir el conocimiento y donde la acción formativa recaía únicamente en sus saberes. En la educación a distancia el alumno necesita una orientación personalizada que tenga en cuenta el tiempo que dispone, sus conocimientos y habilidades, necesidades, dificultades y expectativas. Por ello tiene como punto de partida el aprendizaje del alumno y su finalidad no es sólo que aprenda contenidos, sino que además pueda desarrollar procedimientos autónomos de pensamiento, de organización y administración del tiempo y de los conocimientos a adquirir.

El alumno, como gestor de su propio conocimiento, será quien regule el proceso enseñanza-aprendizaje y para que este sea efectivo es un requisito indispensable contar, o bien, desarrollar habilidades relacionadas con el estudio independiente.

El estudio independiente es un proceso dirigido a la formación de un estudiante autónomo capaz de aprender a aprender; consiste en desarrollar habilidades para el estudio, establecer metas y objetivos educativos basados en el reconocimiento de las debilidades y fortalezas del individuo, mismas que responderán a las necesidades y expectativas de cada uno. Implica la posibilidad de que cada alumno tome sus propias decisiones con relación a la organización de su tiempo y a su ritmo de aprendizaje, por ello requiere un alto grado de responsabilidad para aprovechar al máximo los recursos.

En cuanto al aprendizaje, el estudio independiente facilita el establecimiento de vínculos entre el nuevo contenido y lo que ya se sabe; además, permite aprender a utilizar estrategias de aprendizaje que servirán a lo largo de la formación académica. La educación a distancia se apoya en el estudio independiente ya que es el procedimiento ideal para obtener los mejores resultados de aprendizaje que se proponen esta modalidad educativa.

Dentro del estudio independiente deben considerarse los siguientes aspectos: las metas, la motivación, la planeación y las estrategias de aprendizaje.

Las metas son resultados que queremos alcanzar o bien, el fin de un proceso. En cuanto al estudio independiente, las metas se refieren a logros académicos y profesionales que el alumno se plantea y se propone cumplir; su función principal es orientar la dirección del proceso y ayudar en la selección de estrategias que permitan un óptimo aprendizaje.

El estudiante debe ser quien plantee sus propias metas por lo que debe tomar en cuenta una serie de consideraciones como: la fecha en que deberá cumplirlas (esta puede ser a corto, mediano o largo plazo) los recursos con los que cuenta, cuál será la inversión en tiempo, dinero y esfuerzo, etc. Se recomienda registrarlas por escrito, de este modo puede realizarse un seguimiento y verificar que se van cumpliendo adecuadamente, de no ser así se podrán tomar acciones de mejora. Un elemento importante para alcanzar las metas es la motivación.

La motivación, entendida como estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación y se relaciona directamente con la voluntad y el interés de las personas ante determinadas cosas o situaciones en este caso, al conocimiento. La relevancia de este factor en el estudio independiente, radica en que el alumno encuentre sentido a lo que se propone hacer y de esta forma la considere una de sus prioridades, se involucre a fondo y con responsabilidad en la apropiación y construcción de nuevos conocimientos. Estar motivado tiene que ver con la perseverancia, la disposición para el trabajo y la resistencia a la frustración, ya que depende de condiciones internas como la curiosidad y el interés y externas, como la aprobación o descalificación de otras personas, con relación a las actividades de aprendizaje. Ante todo esto, será necesario desarrollar la capacidad para aprender de las experiencias y convertir los fracasos en fortalezas, fomentando así el sentimiento de autonomía.

Otro aspecto clave en el estudio independiente es la planeación, sobre todo porque en la educación a distancia no se establecen horarios ni lugares fijos, lo qué hace indispensable realizar una agenda para dejar claro en qué momentos, lugares y con que recursos se va a trabajar.

Planear implica organizar, programar y administrar de modo eficaz los recursos, los materiales de estudio y el tiempo en el que se va a trabajar; en esTe sentido se recomienda a los estudiantes distribuir y registrar tareas, asignar recursos, jerarquizar lo importante y detectar las prioridades. Otras sugerencias a tomar en cuenta para realizar un plan de estudio independiente son:

  • Identificar el tiempo libre y decidir cuánto de ese tiempo se va a dedicar al estudio.
  • Identificar qué objetivos se han logrado y cuáles no, y tomar acciones de mejora.
  • Reducir las interrupciones o distracciones.
  • Revisar los objetivos de estudio y a partir de ellos orientar las actividades de aprendizaje.

Posteriormente, y después de hacer esta revisión, se debe elaborar una agenda que también incluya las metas fijadas.

Un asunto elemental en el tema del estudio independiente es el de las estrategias de aprendizaje, pues los alumnos deben contar con herramientas para aprender, actualizar y construir conocimientos.

De acuerdo a Estévez Nénninger (1999) las estrategias de aprendizaje pueden clasificarse, según su propósito, en organizativas y cognitivas, las primeras se refieren a la creación de ambientes de aprendizaje donde se ordena, se clasifica y se sintetiza la información, por ejemplo, taxonomías o mapas conceptuales; las segundas se refieren a los procesos mentales que establecen relaciones entre los conocimientos previos y los nuevos, por ejemplo; metáfora, analogías e imágenes.

Las técnicas de estudio orientadas a un fin constituyen lo que llamamos estrategias de aprendizaje, estas contribuyen al mejor rendimiento del alumno ya que facilitan la asimilación de la información. Para seleccionar una técnica es necesario asociarla previamente con una estrategia didáctica. A continuación se listan algunas de ellas:

  • Prelectura
  • Subrayado, esquemas y resúmenes
  • Toma de apuntes
  • Elaboración de fichas
  • Cuadros sinópticos
  • Mapas conceptuales
  • Repaso y elaboración de preguntas sobre un texto
  • Interpretación del texto con tus propias palabras (parafrasear)

Es vital indagar y conocer sobre las características específicas de cada técnica de estudio. Aprender a realizarlas y a utilizarlas garantiza un cambio significativo en el aprendizaje.

En términos generales se puede concluir que el éxito del estudio independiente depende, en buena medida, de estos elementos, los cuales están íntimamente relacionados entres si, en tanto que una persona motivada no podría llevar acabo sus metas sin una previa planificación de tiempos y estrategias.

Bibliografía:
• Barberà, Elena, 2005, La educación en la red, México Editorial Paidós,
• Estévez Nénninger, Etty (1999) La enseñanza basada en el uso de estrategias cognitivas. México. Universidad de Sonora.
• Monereo Carles (Coord.) 2005, Internet y competencias básicas aprender a colaborar, a comunicarse, a participar, a aprender. Editorial Graó
• Rosenhauz Julieta, Steinberg Silvia, 2002, Llegaron para quedarse, Argentina Editorial: Miño y Ávila.
• ANUIES, Estudio Independiente, En tutorías de ANUIES http://ed.anuies.mx/tutorias/gp/est_ind.htm Recuperada el 11 de Septiembre de 2009
• Diane Fumiko Miyoshi Udo, Metas, motivación y planeación en la modalidad de educación a distancia, En Diplomado en formación de asesores, Módulo 1, 2205 

Fuente:
http://e-formadores.redescolar.ilce.edu.mx

Educrea desarrolla sus cursos de capacitación docente en todo Chile. Revisa nuestra oferta de perfeccionamiento en nuestras 9 áreas de estudio y revisa los contenidos de cada curso aquí.
Whatsapp