Desde 1999, Capacitación, Perfeccionamiento y Actualización Docente en todo Chile Acceso a plataforma online
Computador
Logo Tomi
Nuestro Aporte a la comunidad
Crea, Presenta, Interactúa, Evalúa y Retroalimenta
Clases de forma digital desde tu hogar
Gratis
Jornadas de Reflexión Docente
¡CONOCE NUESTRAS 5 JORNADAS! Ejecútala en tu establecimiento antes del 30 de noviembre y obtendrás descuento 6 y 8 horas de duración
Capacitación, Perfeccionamiento y Actualización Docente 48 programas: Cursos, Talleres y Jornadas presenciales, en 9 áreas de trabajo Ejecutamos nuestros cursos en todo Chile Financiamiento: SEP, PIE, FAEP, SENCE Todos los cursos en Convenio Marco y Registro ATE

Home » Biblioteca Docente » Educación Especial » "Vamos a jugar", un software atractivo para la socialización de personas con el síndrome de Down

"Vamos a jugar", un software atractivo para la socialización de personas con el síndrome de Down

Escrito por: MSc. Ing. Maritza Miranda Bravo

“Una amplia revisión de la literatura internacional vinculada al uso de software para personas afectadas con Síndrome de Down, permitió identificar las carencias metodológicas de los mismos para el trabajo con estas personas, la utilización de métodos tradicionales que no se fundamentan en sus características específicas, la falta de adecuación de las metodologías, la escasez de materiales multimedias y otros tipos de software que van enfocados a este colectivo y la necesidad de tener en cuenta en la concepción, el diseño, el desarrollo y la aplicación de las nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, en general, y de los software, en particular, dichas características especiales.
Por tal motivo, se diseño un software especialmente diseñado para personas afectadas con Síndrome de Down que tiene como finalidad la integración y la socialización de estas personas a través de los Joven Club de Computación y Electrónica. En tal sentido, se coordinó el esfuerzo integrado de otros profesionales: sociólogos, psicólogos, defectólogos, trabajadores sociales, y otros, lo cual permitió realizar un diseño atractivo, útil y ajustado al objetivo propuesto.
Su aplicación posterior permitió evaluar el positivo impacto del sistema automatizado propuesto, en una primera experiencia llevada a cabo en el Joven Club de Computación y Electrónica Güines III, en la cual se demostró la bondad de su diseño al ser utilizado con facilidad y destreza, por lo cual se ha convertido en una herramienta muy eficaz para motivar, incentivar y facilitar la socialización e integración de estas personas, así como estimular el uso de la computadora, evidenciando como las mismas son capaces de trabajar y desarrollar sus habilidades de independencia, aprendizaje, comunicación y otras de carácter social a través del uso de ésta, siempre que el software utilizado esté debidamente diseñado teniendo en cuenta sus características particulares”

Introducción

El vertiginoso avance científico en un marco socioeconómico neoliberal-globalizador y sustentada por el uso generalizado de las potentes y versátiles tecnologías de la información y la comunicación (TIC), conlleva cambios que alcanzan todos los ámbitos de la actividad humana.

Las tecnologías de la información llevan consigo transmisión de conocimientos y desarrollo de destrezas, habilidades y actitudes. Desde la creación de los Joven Club de Computación y Electrónica han asistido a las mismas diferentes instituciones a las cuales se le ha creado un espacio para cumplir con la misión. Entre éstas, y con énfasis especial en los discapacitados podríamos citar ACLIFI, ANCI y otros. A tenor con estas circunstancia surge la idea de crear un Circulo de Interés con personas con Síndrome de Down, y con ésta, diversas interrogantes: ¿Cómo integrar a esas personas con Síndrome de Down en el Joven Club de Computación?, ¿Por qué no había un espacio para ellos?, ¿Por qué muchas personas se rehusaban a pensar que estas otras no podrían aprender?, ¿Por qué no darles un espacio, una atención y crear una estrategia bien concebida para la socialización de estas personas con Síndrome de Down?, visto todo, desde un punto de vista no paramédico, ni estrictamente pedagógico, aun cuando fuese imprescindible auxiliarse de ambas ramas del conocimiento.

Teniendo en cuenta la poca experiencia acumulada y divulgada internacionalmente en relación con el diseño y la utilización de software para este tipo de personas, los elementos que deben ser considerados en éstos, la manera de aplicarlos, así como la nula experiencia en el trabajo desde los Joven Club de Computación y Electrónica nos llevaron a una series de reflexiones sobre el tema, nos llevan inevitablemente a varias interrogantes ¿Qué sucedería en nuestra sociedad y cómo se podría cumplir estrictamente con la misión de los Joven Club, si no lográramos incluir o insertar a las personas con Síndrome de Down en estas nuevas formas de desarrollo?; ¿Existen software que podrían ser utilizados para llevar a cabo la intención de socializar e integrar a estas personas?; ¿Qué características específicas deben tener los software a utilizar para facilitar la socialización de las personas con esta discapacidad?

Las personas con Síndrome de Down puedan hacer frente a sus necesidades básicas, pueden ser capaces de establecer relaciones personales y sociales, pueden ser independientes y pueden tener acceso a las oportunidades de ocio, de trabajo o de educación que ofrece su sociedad ya que ellos tienen una capacidad comprobada de aprender, sobre todo si son sujetos a una atención temprana. (Canal Down21.org).

Todo lo expresado hasta aquí nos imponía una nueva interrogante:
“¿Cómo la utilización de una computadora puede hacer que una persona con Síndrome de Down disfrute de una vida más plena?” Parte de la respuesta a tal interrogante, fue encontrada en algunos trabajos científicos que versan sobre el tema, como los expuestos por Murria-Branch y Gamradt (canal Down21), expertas de la Universidad de Wisconsin-Madison y Cabero y Duarte (1999); quienes concluyen que la tecnología de apoyo demuestra que las personas con este tipo discapacidad intelectual, tienen la posibilidad mediante el uso de la computadora de:

  • Mejorar las capacidades cognitivas que guardan relación con el desarrollo de la comunicación.
  • Aprender a usar símbolos (palabras, pictogramas) para su comunicación.
  • Utilizar métodos alternativos para expresar ideas cuando el habla resulta difícil de entender.
  • Aprender a usar palabras en combinación, para elaborar frases más largas.
  • Aprender a entender frases de mayor longitud.
  • Establecer relaciones sociales con los compañeros.

Todas, las reflexiones realizadas y el problema planteado sugerían la necesidad de una nueva revisión bibliográfica; pero ahora en otra dirección, la aplicación de software para las personas con Síndrome de Down lo cual pudiera facilitar la socialización desde el Joven Club.

En la actualidad en nuestro país los software que se utilizan son los mismos que en la enseñanza normal haciéndole las adaptaciones curriculares a la hora de su utilización. En otros países como España estos software se utilizan, y según plantean Ortega y Parra (2002), la enseñanza asistida por ordenador se ha convertido en una estrategia muy valiosa para el apoyo en la enseñanza del alumno con Síndrome de Down, ya que puede dar respuesta a las necesidades de los alumnos y adaptarse a su ritmo y estilo de aprendizaje siempre que el programa utilizado sea lo suficientemente versátil. En estos criterios coinciden Bartolomé (1992), Márquez (1995,1996, 1997), Sánchez (1997), Bassach y col. (1999), quienes han trabajado en la elaboración de diferentes software educativos y han trazado pautas a seguir en este sentido.

En el mercado español existe una variedad de programas en CD-ROM para la enseñanza de contenidos académicos. Estos programas pueden ser utilizados para la educación de personas con Síndrome de Down sin necesidad de adaptar sus contenidos. Sin embargo, en algunas ocasiones no resultan útiles por no cumplir algunos requisitos que favorezcan la utilización de los mismos. Como por ejemplo:

  • El tamaño, la proporción y la distribución de la imagen no eran adecuadas para facilitar la comprensión del alumno.
  • Las imágenes no poseen una buena calidad estética.
  • Los colores no eran vivos y alegres.
  • Los contornos no eran nítidos y contundentes.
  • El tamaño de la letra no es el adecuado.
  • El color de la letra no es adecuado.
  • El tipo de letra debe ser legible por nuestros alumnos, entre otros elementos.

En cuanto al Diseño del sonido y enunciados audibles

  • El sonido debe ser claro
  • La pronunciación debe ser fácilmente identificable
  • La estructuración de las frases deben ser es correctas
  • Las repeticiones deben ser claras
  • Las órdenes deben ser claras y directas, etc.

Los niños con Síndrome de Down prefieren el canal visual al auditivo para recibir la información. La modalidad auditiva provoca tiempos de respuesta más largos que la modalidad visual. (Ortega, 2002).
Después de este riguroso estudio sobre el tema y teniendo en consideración los elementos positivos y negativos de los software que existen, así como las ventajas que pudieran derivarse en cuanto al uso de las TIC en las personas con Síndrome de Down, es que se acometió el diseño, la elaboración y puesta en práctica de un software con el fin de lograr la vinculación de estas personas a los Joven Club de Computación y Electrónica, y con ello facilitar su socialización e integración.

Estructura del diseño del software

Breve fundamentación de la necesidad de elaborar un sistema automatizado para personas con Síndrome de Down.

Para la elaboración del software se realizó una amplia revisión de la literatura internacional vinculada al tema con la finalidad de detectar la existencia de alguno(s) que hubiese sido especialmente diseñado para el trabajo con este tipo de personas, evaluar su alcance, ventajas y desventajas, así como los resultados derivados de su aplicación, y como es lógico, su posible utilización en nuestras condiciones específicas. Por demás, permitiría conocer los diferentes elementos a tener en cuenta en el posible diseño de un nuevo sistema automatizado.

López (1994), Ferrés y Marqués (1996) y Munuera y Prendes (1997, 1998); también se refieren a la importancia de introducir las nuevas tecnologías de la informática en personas con discapacidades intelectuales o necesidades educativas especiales, exponiendo interesantes criterios en cuanto a los elementos a considerar en los diseños específicos y métodos para realizar las evaluaciones de los elementos introducidos o aplicados.

Sánchez (1997), esboza un trabajo muy interesante en el cual presenta algunos motivos por los cuales la utilización de la informática puede ser beneficiosa para los sujetos con Necesidades Educativas Especiales. Además, apunta algunos ejemplos de uso de software.

Hannafin (1988); Garrido (1991); Galvis (1994); Martínez (1994); Marqués (1991, 1995), Ríos (2001) y Muntaner (2004), al abordar el tema del papel e importancia del uso de la informática, las nuevas tecnologías y, en particular, la utilización de los software en personas con necesidades educativas especiales, concentran su atención básicamente en aquellos aspectos relacionados con la concepción, el diseño, la creación y desarrollo de los mismos, así como la ingeniería y las estructura de éstos, al coincidir todos en el criterios que constituyen éstos elementos imprescindibles y, al mismo tiempo, los que menos se han tenido en cuenta.

A modo de resumen, las principales conclusiones a las cuales permitió arribar tal revisión se pueden concretar en:

  1. Que existen carencias metodológicas para el trabajo con personas que padecen el Síndrome de Down.
  2. Que esas dificultades, en muchos casos, podrían subsanarse si se implementaran métodos específicos para estas personas.
  3. Se están aplicando métodos tradicionales, que no se fundamentan en las características de las personas con Síndrome de Down, de manera especial en cuanto a la utilización de multimedias y otros sistemas automatizados.
  4. Que las aplicaciones analizadas fallan fundamentalmente por la falta de adecuación de las metodologías a las características de las personas con Síndrome de Down.
  5. Ante el aprendizaje con tareas manipulativas y tareas con la computadora, los niños mostraron una mayor sofisticación en tareas de clasificación y pensamiento lógico cuando trabajaban con la computadora, que cuando hacían la misma tarea manipulativamente.
  6. Son escasos los materiales multimedias y otros tipos de software que van enfocados a este colectivo. El problema no es usarlos, ya que lo único que se requiere es una computadora, sino fabricarlos y que respondan a las características especiales de este grupo de personas.
  7. Se deben llevar a cabo proyectos comunes desde las Asociaciones y la Universidad por y para el desarrollo de materiales que optimicen el aprendizaje de las personas con Síndrome de Down, aún cuando se puede requerir una gran inversión.
  8. Que resulta imprescindible tener en cuenta en la concepción, el diseño, el desarrollo y la aplicación de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, en general, y de los software, en particular, las características especiales de las personas a las cuales va dirigida la aplicación.

Con relación a los diseños de los software aplicados internacionalmente en este tipo de personas, con énfasis especial en aquellas con Síndrome de Down, se refieren una serie de elementos que no se han tenido en cuenta hasta el momento, y que si han sido considerados en el sistema que se presenta. Entre éstos se pueden citar:

  • El tamaño, la proporción y la distribución de la imagen.
  • La imagen debe poseer una buena calidad estética.
  • Los colores deben ser vivos y alegres.
  • El tamaño y la complejidad de las palabras.
  • Los contornos deben ser nítidos y contundentes.
  • El tamaño, tipo y el color de la letra debe ser el adecuado.
  • Que exista suficiente contraste como para diferenciar bien las letras.
  • El sonido debe ser claro.
  • La pronunciación debe ser fácilmente identificable.
  • La estructuración de las frases debe ser correcta.
  • Las repeticiones deben ser claras.
  • El vocabulario usado debe ser adecuado al nivel.

Se podría afirmar que a este tipo de personas, en términos generales, les gusta el sonido (música), las animaciones, los dibujos de una cierta “calidad”, con colorido atrayente, cercanos a su mundo. El rigor científico debe ser incorporado con la finalidad de identificar qué sonido, música, animación, dibujos, colores deben ser incorporados y, al mismo tiempo, poder evaluar el impacto de su aplicación práctica. Esto ha sido tenido en cuenta en el diseño del sistema que se propone.

Arquitectura del software propuesto.

El software ha sido elaborado en Director 10.0. Como lenguaje de programación ha sido utilizado el Lingo, valorado entre los especialistas como una herramienta tan poderosa como C++,Pascal Java para programación orientada a objeto (POO), como es el caso que nos ocupa .

Para describir el sistema se utilizó el UML (Unified Modeling Language) que permite la modelación de sistemas con tecnología orientada a objetos, el cual ha sido aprobado como estándar por OMG en noviembre de 1997, que constituye un importante soporte de la propuesta de proceso para el desarrollo de software internacionalmente reconocida como Rational Unified Process (RUP), y cuyas características fundamentales pueden resumirse en:

  • Dirigido por Casos de Uso.
  • Centrado en la arquitectura.
  • Iterativo e incremental.

En la elaboración del software fueron utilizadas además otras herramientas entre las cuales pueden resaltarse: PhotoShop 8.0, Swishmax., Fortware 6.0 (sonido) y otros.

Su forma de instalación es sencilla y consiste en copiar su ejecutable en Disco para ser distribuida. Los requerimientos mínimos no funcionales necesarios para Instalar este software son:

  • Computadora IBM o compatible
  • Windows 95 o superior
  • Tarjeta VGA color  (Resolución 640 x 480, 256 colores)
  • Disco Duro de 20 GB
    • Memoria RAM de 8 MB
    • Tarjeta de sonido
    • Unidad de CD ROM
    • Mouse
    • Teclado

Fig 1. Arquitectura de software.

software: Vamos a jugar

Casos de uso

Un caso de uso es una secuencia de transacciones que son desarrolladas por un sistema en respuesta a un evento que inicia un actor sobre el propio sistema.

Los diagramas de casos de uso sirven para especificar la funcionalidad y el comportamiento de un sistema mediante su interacción con los usuarios y/o otros sistemas. O lo que es igual, un diagrama que muestra la relación entre los actores y los casos de uso en un sistema. Una relación es una conexión entre los elementos del modelo, por ejemplo la relación y la generalización son relaciones.

Los diagramas de casos de uso se utilizan para ilustrar los requerimientos funcionales del sistema al mostrar como reacciona una respuesta a eventos que se producen en el mismo.

En la figura 2 se muestra el diagrama general de los casos de uso del software.

Fig 2. Diagrama general de los casos de uso del software.

software: Vamos a jugar

En las figuras de la 3 a la 5 se presentan algunas pantallas que se utilizan en el software.

Fig 3. Pantalla inicial.

software: Vamos a jugar

Fig 4. Pantalla del menú principal.

software: Vamos a jugar

Fig 2. DPantalla del menú comenzar a jugar.

software: Vamos a jugar

Conclusiones y recomendaciones.

Conclusiones

  • Los criterios tenidos en cuenta en la elaboración del software constituyen un interesante paso de avance para el diseño de software con énfasis particular en personas afectadas con el Síndrome de Down, permitiendo la elaboración de un producto atractivo, útil y de fácil utilización por los mismos.
  • Los diferentes módulos que en la actualidad han sido concluidos, están siendo utilizados de manera muy exitosa en un grupo de personas No Escolarizadas con Síndrome de Down, en el Joven Club de Computación de Güines III y su diseño ha permitido que lo utilicen con facilidad y destreza.
  • El sistema automatizado elaborado y su puesta en práctica, se ha convertido en una herramienta muy eficaz para motivar, incentivar y facilitar la participación e integración de las personas con Síndrome de Down desde el Joven Club de Computación y Electrónica, así como estimular en los mismos el uso de la computadora.

Recomendaciones

  • Aplicar el sistema automatizado en los diferentes Joven Club de Computación y Electrónica del país, o al menos, en algunas provincias o Joven Club previamente seleccionados.
  • Continuar trabajando en el mejoramiento continuo de los módulos que se han aplicado, sobre la base de los resultados y la experiencia acumulada durante su aplicación, así como completar el resto de los módulos expuestos en el diseño actual.

Bibliografía:
• Brufee, K. (1995). Sharing our toys – Cooperative learning versus collaborative learning: Change, Jan/Feb, 12-18.
•  BARTOLOMé, A. (1992). Aplicaciones de la informática en la enseñanza. En J. de Pablos y C. Gortari (eds.) Las nuevas tecnologías de la información en la educación. (pp. 113-138). Sevilla: Alfar. • BASSACH, P., VIDIELLA, B., FONOLL, J. Y MARCO, F. (2000). Recursos informàtics per a alumnes amb necessitats educatives especials, Programa d’Informàtica Educativa de la Generalitat de Catalunya.https://www.xtec.es/ 
• CABERO, J. Y DUARTE, A. (1999): Evaluación de medios y materiales de enseñanza en soporte multimedia. Pixel-bit. Revista de medios y educación, 13, 23-45.
• CANAL DOWN21. www.Down21.org (2007). Portal dedicado al estudio, enseñanza, desarrollo e investigación de personas con Síndrome de Down y otras discapacidades psíquicas y físicas.
• FERRéS, JOAN, MARQUÈS GRAELLS, PERE (coords.) (1996). Comunicación Educativa y Nuevas Tecnologías Barcelona: Editorial Praxis.
• GALVIS, A. H. (1994). Ingeniería de Software Educativo. Santafé de Bogotá, Colombia: Ediciones Uniandes.
• GARRIDO ROMERO, JOSé Mª (1991). Diseño y creación de software educativo. Infodidac, 14-15, pp 31-34 • HANNAFIN, M. (1988). The design, development and evaluation of Instructional Software.New York: Mac Millan Pub. Co.
• MARQUÈS GRAELLS, PERE (1991). Ficha de evaluación y clasificación de software educativo. Novática, n 90, Vol XVII, p. 29-32,
• MARQUES, P. (1995). Software educativo: guía de uso y metodología de diseño. Barcelona: Editorial Estel.
• MARQUES, P. (1996). El software educativo. En J. Ferrés y P. Marqués, Comunicación educativa y Nuevas Tecnologías. (pp. 119-144).Barcelona: Praxis.
• MARQUéS, P. (1997). Metodología para la elaboración de software educativo. Comunicación y Pedagogía, 148, 21-28.
• MARTÍNEZ RUIZ, JOSé ANTONIO (1994). Estructuras básicas del software educativo. Comunicación y Pedagogía, 129. pp 14-22
• MUNTANER, J (2004). Las nuevas tecnologías, apoyos para las personas con discapacidad. Universidad de las Islas Baleares.
• MUNUERA GINER, F. Y PRENDES ESPINOSA, M.P. (1997): “Informática y necesidades educativas especiales”, en Anales de Pedagogía. Universidad de Murcia; pp. 211-230.
• ORTEGA, J Y PARRAS, D. (2002). Escala de evaluación de material multimedia para personas con Síndrome de Down. Universidad de Jaén. Departamento de Pedagogía. Y Maestra Ed. Primaria
• RÍOS, P. (2001) Concepción del software educativo desde la perspectiva pedagógica. QuadernsDigitals
• SÁNCHEZ, J. (1998): “Software educativo para alumnos con necesidades educativas especiales”, en Pixel Bit. Revista de Medios y Educación, 9; pp. 63-69.

Fuente:
 https://www.monografias.com/ 

Sobre los autores:
1) MSc. Ing. Maritza Miranda Bravo : Ingeniera Hidráulica. Master en Gestión Empresarial. Master en Nuevas Tecnologías de la Educación. Profesora Asistente.
maritza13031@hab.jovenclub.cu

Educrea desarrolla sus cursos de capacitación docente en todo Chile. Revisa nuestra oferta de perfeccionamiento del Área Inclusión y revisa los contenidos de cada curso aquí.
Whatsapp