Desde 1999: Capacitación, Perfeccionamiento y Actualización Docente


Evaluación por rúbricas del aprendizaje de las competencias de los alumnos en preescolar

“En el presente artículo se discute la utilidad de la evaluación utilizando rubricas. Además se analiza el enfoque de competencias aplicado a la educación inicial y el rol que juega el docente en este nuevo contexto”

Evaluación por rúbricas del aprendizaje de las competencias de los alumnos en preescolar

Escrito por: Grisel Vásquez Ponce. Especialidad en Docencia, Instituto de ciencias sociales y humanidades. Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. México

Desde las culturas mesoamericanas a los niños les tenían mucho respeto y atenciones de cuidado, la Dirección de Educación Elemental (2004) menciona que se referían a los niños como una piedra preciosa, colibrí, piedra de Jade atribuyendo lo que sentían por ellos. En la época de la conquista la educación en los niños principalmente la tenían los religiosos y según García (2003), los tipos de enseñanza que se impartían eran “la evangelizadora, el adiestramiento en artes y oficios, la femenina, la formación religiosa”.

En dicha época no se contaba con ninguna institución o lugar para enseñar, más bien se educaba a los niños donde el maestro estuviera. Después de que México se independizará se dio la libertad de enseñanza para quien deseará impartir instrucción básica, posteriormente en 1822 se funda la compañía Lancasteriana donde su método es que las personas más avanzadas enseñen a los más pequeños bajo la dirección de un maestro, se enseñaba escritura, lectura y cálculo elemental. En el Porfiriato es donde se crean las primeras escuelas para niños preescolares, donde dichas escuelas tenían un enfoque asistencialista, centrado en las necesidades básicas del niño. Posteriormente se crea el Kindergarten en 1903 llamado “Federico Froebel”, el cual se basa en un nuevo modelo pedagógico.

Después de la revolución surge en el país según García (2003) dos tipos de escuela la oficial y la privada, donde la primera se caracteriza por ser obligatoria, gratuita y laica, mientras que la privada es libre de enseñar de acuerdo a sus intereses y orientaciones. En este mismo periodo con las ideas de Vasconcelos se reestructura la educación preescolar.

El nivel preescolar durante muchos años no fue visto como primordial, puesto que lo que se deseaba era alfabetizar a las personas y el preescolar no era una necesidad prioritaria, sin embargo, ante la necesidad de que las madres tuvieran que trabajar se considero al preescolar una opción para que a los niños se les cuidará, mientras las mamás trabajaban, cabe mencionar que el preescolar no perdió nunca su objetivo de satisfacer las necesidades de los pequeños y al mismo tiempo impartirles conocimientos.

Actualmente el preescolar se rige por los cuatro pilares de la educación saber-hacer, saber ser, saberaprender, saber- saber. La educación preescolar se imparte a través de cuatro tipos de servicios como es general, cursos comunitarios, indígenas y Centro de Desarrollo Infantil (CENDI).

Al centrar la atención en la evaluación que se lleva a cabo en preescolar, García (2003) menciona que han existido diversos programas en educación preescolar los cuales se han basado en diversas teorías pedagógicas, así como en diferentes tipos de evaluación

Nombre del programa Evaluación
Programa de 1942
Programa de 1960 Rasgos de madurez,
Test psicológicos
Programa de 1976 Evalúa a partir de los niveles de madurez
(interna y personal) utiliza el test de L. Filho
Programa de 1979 En tres momentos, inicial, continua y final,
tomando como base el desarrollo del niño
Programa de 1981 Cualitativa de niveles de madurez en dos procedimientos: evaluación transversal
Programa de 1985 Es formativa en la cuál se observa y registran datos
importantes de conductas individuales y grupales
Programa de 1988 Se lleva a cabo en tres momentos inicial, intermedio y final, plateándose una evaluación cualitativa, individual y grupal
Programa de 1992 Cualitativa, integral del proceso didáctico del docente y del niño (inicial, al final de la mañana de trabajo, término
de proyecto y final)

En el programa de 1992 al ser un enfoque constructivista donde se centra en que el niño y la niña construyan su conocimiento, la evaluación se lleva acabo de forma cualitativa y es un proceso permanente.

En el año 2004 se llevo a cabo la reforma educativa del nivel preescolar implementando el Programa de Educación Preescolar donde se hace obligatorio cursar los tres años de preescolar, aunque esto entra en vigor a partir del ciclo 2008-2009, y lo estipula el Poder Ejecutivo Federal. El programa de preescolar se basa en seis campos formativos los cuales son: desarrollo personal y social, lenguaje y comunicación, pensamiento matemático, exploración y conocimiento del mundo, expresión y apreciación artística, desarrollo físico y salud, dichos campos permiten aplicar diferentes competencias las cuales llevarán al niño o niña a lograr un aprendizaje; al centrarse en evaluación el programa menciona que el proceso de evaluación consiste en valorar o comparar lo que los alumnos conocen y saben hacer.

La evaluación en educación preescolar tiene la finalidad de constatar los aprendizajes de los alumnos, identificar los factores que influyen o afectan el aprendizaje, y mejorar la acción educativa.

La evaluación quien la realiza principalmente es el docente, apoyados de los alumnos y alumnas, padres de familia y directivos, el PEP (2004) menciona que la evaluación va a tener sentido si lo que se obtiene de la misma sirve de base “para generar la reflexión de la educadora, modificar aspectos del proceso escolar que obstaculicen el logro de los propósitos educativos, fortalecer aquellos que lo favorecen o diseñar y experimentar nuevas formas de trabajo”.

Al realizar la evaluación se habla de una autoevaluación la cuál según Frade (2009) “es un proceso meta cognitivo y cognitivo del alumno que evalúa su propio desempeño buscando encontrar el acierto para repetirlo y el error para evitarlo”, dicha autoevaluación se puede hacer realizando un instrumento donde se evaluará la conducta a base de preguntas dirigidas para el mismo estudiante. Esta autoevaluación se llevará a cabo por los alumnos, donde el docente apoyará a realizar preguntas acorde a su aprendizaje y el niño o niña las contesten con base en su percepción y de esta manera comience a aprender a visualizar sus aciertos y errores.

La coevaluación Frade (2009) menciona que consiste en “establecer estrategias en las cuales los estudiantes se evalúen entre pares, uno frente a otro, un equipo frente a otro”. Con esta coevaluación se busca desarrollar un pensamiento crítico en los alumnos y observar los aspectos positivos, de sus compañeros, esto se puede hacer mediante preguntas como ¿Qué piensan del trabajo de su compañero?, ¿les gustó?, ¿por qué?

En este programa que se implemento en 2004 en preescolar y al ser tan reciente, varias investigaciones mencionan que los docentes de preescolar tienen un conflicto al evaluar competencias, puesto que ellos
no cuentan con una guía o apoyo que les diga que rúbricas deben seguir para que dicha evaluación sea realmente significativa.

El proponer rúbricas para la evaluación en el campo formativo de pensamiento matemático en nivel preescolar es muy necesario puesto que al ser un programa relativamente nuevo las investigaciones realizadas concuerdan con que los docentes de preescolar no tienen una guía o apoyo para poder evaluar objetivamente.

Existen diferentes tipos de rúbrica, como la holística o analítica.

¿Qué es una Rúbrica?

Frade (2009) menciona que la rúbrica es “el instrumento que define los criterios que utilizaremos para evaluar cualquier actividad, producto, evento, o instrumento. En ella se describe claramente lo que observará el docente para llevar a cabo la evaluación”. Martínez-Rojas (2008) menciona que la rúbrica “es una matriz que puede explicarse como una listado del conjunto de criterios específicos y fundamentales que permiten valorar el aprendizaje, los conocimientos o las competencias logradas por el estudiante en un trabajo o materia en particular”.

Estos dos autores hacen mención a que la rúbrica es un instrumento con el cual cuenta le docente para poder evaluar en este caso diversas competencias, se puede entender como una guía que utiliza el profesor para poder llevar a cabo una evaluación más objetiva, teniendo criterios que le permitan evaluar a cada uno de sus alumnos, teniendo en cuenta los avances o las áreas donde se debe fortalecer el aprendizaje del estudiante.

La rúbrica como ya se menciono es una herramienta que permite realizar una evaluación de manera objetiva, Capote y Sosa (2006) mencionan que es la que permite tener criterios de evaluación, niveles de logro, es la que permite valorar el aprendizaje, los conocimientos, o las competencias logradas por los estudiantes. Es importante utilizar rúbricas en el proceso de evaluación algunas ventajas son según Díaz Barriga citado por Martínez- Rojas (2008) son las siguientes:

  1. Son una poderosa herramienta para el maestro que le permite evaluar de una manera más objetiva, pues los criterios de la medición están explícitos y son conocidos de antemano por todos, no se los puede cambiar arbitrariamente y con ellos se hace la medición a todos los casos sobre los cuales se ofrezca emitir juicios.
  2. Promueven expectativas sanas de aprendizaje en los estudiantes pues clarifican cuáles son los objetivos del maestro respecto de un determinado tema o aspecto y de qué manera pueden alcanzarlos los estudiantes.
  3. Enfocan al profesor para que determine de manera específica los criterios con los cuales va a medir y documentar el progreso del estudiante.
  4. Permiten al maestro describir cualitativamente los distintos niveles de logro que el estudiante debe alcanzar.
  5. Permiten que los estudiantes conozcan los criterios de calificación con que serán evaluados, previamente al momento mismo de la evaluación.
  6. Aclaran al estudiante cuáles son los criterios que debe utilizar al evaluar su trabajo y el de sus compañeros.
  7. Permiten que el estudiante evalúe y haga una revisión final a sus trabajos, antes de entregarlos al profesor.
  8. Indican con claridad al estudiante las áreas en las que tiene falencias o deficiencias y con esta información, planear con el maestro los correctivos a aplicar.
  9. Proveen al maestro información de retorno sobre la efectividad del proceso de enseñanza que está utilizando.
  10. Proporcionan a los estudiantes retroalimentación sobre sus fortalezas y debilidades en las áreas que deben mejorar.
  11. Reducen al mínimo la subjetividad en la evaluación.
  12. Promueven la responsabilidad.
  13. Ayudan a mantener el o los logros del objetivo de aprendizaje centrado en los estándares de desempeño establecidos y en el trabajo del estudiante.
  14. Proporcionan criterios específicos para medir y documentar el progreso del estudiante.
  15. Son fáciles de utilizar y de explicar.

Es decir, el utilizar rúbricas facilita la evaluación a docente, ayuda a encontrar objetivos, asegura de forma precisa el nivel de aprendizaje que se espera de los alumnos, y ayuda a realizar una evaluación objetiva.

Tipos de rúbrica.

Existen dos tipos de rúbrica la holística o global y la analítica, cada una con diferentes particularidades.

Rúbrica Holística

La rúbrica holística o global, según Frade (2009) es aquella que define de manera muy general lo que se espera que el alumno lleve a cabo para lograr un objetivo. Estas se utilizan cuando se desea evaluar procesos formativos. Martínez- Rojas (2008) dice que la rúbrica holística es aquella que permite hacer una valoración en conjunto del desempeño del estudiante sin determinar o definir los aspectos fundamentales que correspondan al proceso o tema evaluado.

Capote y Sosa (2006) mencionan que en la rúbrica holística el profesor evalúa la totalidad del proceso o producto sin juzgar por separado las partes que lo componen. Es decir, cuando se utiliza este tipo de rúbrica es para que se evalué un todo, no por partes, ni por separado.

Para la rúbrica holística Díaz Barriga citada por Martínez- Rojas (2008) dice que los descriptores de una rúbrica deben ser:

  • Ser sensibles a los objetivos educacionales perseguidos,
  • Ser apropiados para la etapa de desarrollo de los alumnos,
  • Requieren credibilidad ante los diversos agentes involucrados en la evaluación,
  • Ser claramente comunicables y
  • Hacer explícita la dimensión ética de la evaluación: tienen que ser justos y libres de sesgos

La rúbrica holística se utiliza principalmente para evaluar procesos formativos y e definen solo los criterios que se utilizarán para evaluar.

Rúbrica analítica

La rúbrica analítica a diferencia de la global es mucho más compleja y amplia, para poder realizarla es necesario según Martínez- Rojas (2008) dar los siguientes pasos:

  1. Definir cada uno de los criterios que se va a evaluar.
  2. Después de definir los criterios, sigue ponderarlos.
  3. El tercer paso es realizar para los criterios, los descriptores para cada uno de los niveles de logro

Otro aspecto importante en las rúbricas es que aquello que determina el nivel que un estudiante alcanza un aspecto determinado son los elementos involucrados en los criterios y no un número por el número mismo, pues de lo que se trata es de determinar el grado de comprensión o de manejo o de desempeño de un estudiante en un aspecto particular. Lo que cuenta es el nivel de desarrollo y desde allí se define qué valoración dar.

La rúbrica analítica según Capote y Sosa (2006), es la que va a desglosar los aprendizajes en tareas especificas y utiliza criterios cuantitativos, es donde el profesor evalúa por separado las diferentes partes del producto o desempeño, para posteriormente sumar el puntaje y obtener una calificación. Frade (2009) dice que en esta rúbrica se incluyen los detalles sobre los cuales se evaluará cada punto, o inclusive cada respuesta.

La rúbrica analítica le sirve al docente para evaluar por partes y definir una ponderación a cada criterio que elija, se consideran puntos relevantes en la evaluación los cuales permitirán evaluar más detenidamente y de forma minuciosa. Es decir se describe paso por paso lo que se va a evaluar.

Elementos a considerar para la creación de una Rúbrica

Capote y Sosa (2006) proponen que para crear una rúbrica se debe:

  • Seleccionar los objetivos que fundamentan la tarea o trabajo a realizar.
  • Identificar todos los posibles criterios que representan los comportamientos o ejecuciones esperadas por los estudiantes.
  • Organizar los criterios por niveles de efectividad.
  • Asignar un valor numérico de acuerdo al nivel de ejecución.
  • Cada nivel debe tener descrito los comportamientos o ejecuciones esperadas pro los estudiantes.
  • El estudiante debe conocer anticipadamente los criterios con los cuales será evaluado.
  • Escala de calificación: la escala de calidad para calificar los diferentes aspectos a evaluar, se ubica en la fila horizontal superior, con una gradación que vaya de mejor a peor.
  • Aspectos a evaluar. En la primera columna vertical se ubican los aspectos o elementos que se han seleccionado para evaluar, detallan las características de cada nivel de desempeño.
  • Criterios: en las celdas centrales se describe de la forma más clara y concisa posible los criterios que se van a utilizar para evaluar esos aspectos. Están celdas explicarán cuales son las características de un trabajo excelente o de uno malo y sus variaciones, es decir, se consideran las características que una tarea debe presentar para ser excelente.

Es decir, el docente debe tomar en consideración todos los aspectos para crear una rúbrica en base a lo que desee evaluar.

Sin embargo Frade (2009) propone que para elaborar una rúbrica el docente requiere:

  1. Definir especialmente el aspecto que está evaluando: si es formativo o sumativo.
  2. Determinar cuál instrumento es el más adecuado para lo que quiere evaluar. Dependiendo de las necesidades, de la cantidad de alumnos que tenga, del tiempo que disponga para evaluar entre otras cosas.
  3. Ya definido el instrumento sobre la base del tema o competencia que estará evaluando, entonces procede a diseñar una rúbrica.
  4. Para diseñar la rúbrica necesita tener una respuesta para: ¿qué es lo que quiero que haga el alumno?, en base a la respuesta que se dé a esta interrogante se decide si la rúbrica será holística o analítica.
  5. Una vez estableció el contenido, se procede a identificar los elementos que debe de contener: los puntos a tratar, lo que incluye cada uno de ellos, la manera de presentarlo, la fecha, el valor que se le da a cada punto.
  6. Una vez escrita la rúbrica se revisa que no falten los elementos del punto número 5.

Al hablar de nivel preescolar las rúbricas se deben realizar tanto para que el docente identifique lo que va a observar en cada producto, trabajo, tarea o actividad, como para que los padres también lo sepan. Al crear dichas rúbricas el docente considera los aspectos a favorecer con dicha competencia, al miso tiempo que observa aspectos relevantes para el desarrollo de competencias del niño. De esta manera el docente y los padres de familia tiene claro lo que se está evaluando. Las dos propuestas anteriormente mencionadas dan fundamentos sólidos para poder crear una rúbrica ya sea esta analítica u holística, con la finalidad de evaluar objetivamente las competencias de aprendizaje de los alumnos. Además de que si se utilizan rúbricas el docente, padres de familia y alumnos saben y conocen que se está evaluando, se fomenta la autoevaluación y la coevaluación.

La rúbrica es una herramienta que facilita la evaluación, y su objetivo es dar a conocer los criterios sobre los cuales se va a evaluar, las docentes deben considerar las necesidades de los alumnos para que de
esa manera puedan crear rúbricas que les sirvan para evaluar las competencias de aprendizaje que sus
alumnos han adquirido.

Referencias:
• Aguilar, M. (2010). [en línea] El portafolio electrónico como herramienta de evaluación formativa en un curso virtual orientado a docentes de educación preescolar. s_sdt=2000. [2010, 15 de abril]
•  Ardévol, E. (2003). [en línea]. Etnografía virtualizada: la observación participante y la entrevista semiestructurada en línea. Disponible en: http://antalya.uab.es/athenea/num3/ardevol.pdf
•  Báez, J. y Pérez de Tudela (2007). Investigación cualitativa. Madrid: ESIC
• Barbera, E. (2005). [en línea] La evaluación de competencias complejas: la práctica del portafolio.
• Capote, S. y Sosa, A. (2006). Evaluación. Rubrica y listas de control.
•  Chadwick, C. (2001). La psicología de aprendizaje del enfoque constructivista. Revista Latinoamericana de Estudios Educativos. Año/vol. XXXI, numero 004. México.
• Chávez, J. (2010). [en línea]. La observación. Disponible en:

http://alumno.ucol.mx/~jose_chavez19/bservcn.htm

• Díaz, J. (1994). [en línea] Evaluación en el Jardín de Niños. Revista Mexicana de Pedagogía. México No.19, Mes: Sep-Oct, año 1994, pp. 14-18.
• Díaz, F. y Hernández G. (2006). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo. Una interpretación constructivista. 2da, Ed. México: McGraw-Hill
• Díaz, M. (2005) [en línea] Modalidades de enseñanza centradas en el desarrollo de competencias. Orientaciones para promover el cambio metodológico en el espacio europeo de educación superior.
• Dirección de Educación elemental (2004), <en línea> Antecedentes de la educación inicial. Disponible
en: http://www.iebem.edu.mx/index.php?action=print&art_id=89
• Egg, A. (2008). [en línea]. Importancia de la observación. Disponible en:

http://metodologiadelainvestigacion.forumcommunity.net/?t=14325391

•  Falbel, A. (1993). Construccionismo. Disponible en:

•  Flick, U. (2007) introducción a la investigación cualitativa. (2da, Ed.) Madrid: Morata
• Frade, L. (2009). La evaluación por competencias. México, 2009.
•  García, B. (2003) <en línea> Contenidos e instrumentación de los programas destinados a la población de #3 a 6 años. Disponible en: http://www.oecd.org/dataoecd/10/38/34429901.pdf
• Garza, C. (2007) La evaluación curricular como elemento para el rediseño del programa de educación preescolar. Educar: Revista de Educación. MEXICO, No: 41, Mes: NOV, Año: 2007, pp. 54-70.
•  Gimeno J. y Pérez, A. (1992). Comprender y transformar la enseñanza. Madrid: Morata.
• Gómez (2007) “Creencias de las educadoras acerca de la evaluación de sus alumnos preescolares: un estudio de caso”. Perfiles educativos. MEXICO, vol.: 30, No: 119, Año: 2008, Época: 3A., pp. 33-54.
• Hernández, R., Fernández, C., y Baptista, P. (2006). Metodología de la investigación (4ta Ed.). México: McGraw-Hill.
• Katz, L. (1998). Midiendo el desarrollo de los niños: un acercamiento. EUA: ERIC DIGEST.
•  Martínez, Rochera, Coll (2010). [en línea] Las prácticas de evaluación basadas en un currículo por competencias en la educación preescolar mexicana.
• Martínez-Rojas, J. (2008). [en línea] Las rúbricas en la evaluación escolar: su construcción y su uso.
• Mayor, M. (1994). [en línea] Evaluación del lenguaje oral.
• Ministerio de Educación Cultura y Deportes (2005). El planeamiento didáctico y la evaluación de los aprendizajes basados en competencias. Managua: Gobierno de Nicaragua.
• Posada, R. (2010) [en línea] Formación superior basada en competencias, interdisciplinariedad y trabajo autónomo del estudiante.
• Osses, S. (2006). [en línea]. Investigación cualitativa en educación. Hacia la generación de teoría a través del proceso analítico.
•  Programa de Educación Preescolar. (2004). México: Secretaria de Educación Pública
•  Ruíz, J. (2003). Metodología de la investigación cualitativa. Bilbao: Universidad de Deusto.
•  Romero (2005). [en línea] ¿Y qué son las competencias? ¿Quién las construye? ¿Por qué
competencias?
•  Sánchez, E. (2003). El conocimiento obtenido por medio de la investigación cualitativa: su
comunicación en la comunidad. Madrid: Colegio Oficial de Psicólogos.
•  Strauss, A. y Corbin, J. (2002). Bases de la investigación cualitativa. Técnicas y procedimientos para desarrollar la teoría fundamentada. Colombia: Universidad de Antioquia
•  SEP. (2005). Curso de formación y actualización profesional para el personal docente de educación preescolar. Volumen I. México: SEP
•  Taylor, S., Bogdan, R. (1987). Introducción a los métodos cualitativos de investigación. Barcelona: Paidós.
•  Vega, L. (1998). [en línea] Instrumento para evaluar habilidades precurrentes de lectura (EPLE). Reporte de su elaboración y análisis psicométrico. Revista electrónica Integración No. 10.
•  Vera, L. (2010). [en línea] La investigación cualitativa. Disponible en:
http://ponce.inter.edu/cai/reserva/lvera/INVESTIGACION_CUALITATIVA.pdf •  Zabalza, M. (2003). Competencias docentes del profesorado universitario. Calidad y desarrollo profesional. Madrid: Narcea

Fuente:
www.conductitlan.net